Entrada destacada

Nonoalco-Tlatelolco a la venta; la historia

entresemana / "Luis Arellano Mora: En la década de los años 50 la economía mexicana comenzaba a lograr un crecimiento constante y so...

septiembre 29, 2005

Ataca el “mata viejitas” en Tlatelolco

Hallan ahorcada con una media a Guadalupe Oliveira Contreras en la recámara de su departamento

En lo que parece ser un crimen más del "mata viejitas", la noche del miércoles fue descubierta estrangulada una mujer de 85 años de edad en el interior de su domicilio en la Unidad Habitacional Tlatelolco, de la delegación Cuauhtémoc.
En esta ocasión, Guadalupe Oliveira Contreras fue hallada ahorcada con una media, en la recámara de su departamento, marcado con el número 412, en la entrada C, del edificio Estado de Hidalgo.
En la página electrónica de El Universal se destacan versiones de los vecinos de que la octogenaria vivía sola y la tarde del miércoles se le vio llegar acompañada por una mujer desconocida para ellos.
El cuerpo fue retirado del lugar por elementos del Servicio Médico Forense, a bordo de la unidad S17.
El caso ya está en manos de la Fiscalía de Homicidios de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

septiembre 28, 2005

Ritual especial olmeca del despertar de la conciencia el domingo en la Plaza de las Tres Culturas



Como en este año el 2 de octubre cae en domingo, se realizará un ritual olmeca del "Despertar de la Conciencia”, considerado el hecho de que en 1968 se dio inicio del despertar de México.
El ritual especial sólo se realiza cuando el 2 de octubre cae en domingo (el próximo se llevará a efecto en 2011).
La cita es a las 8:00 hrs. en el altar prehispánico situado a espaldas de la iglesia de Santiago Tlatelolco, en la Ciudad de México.
De preferencia asistir vestidas íntegramente de blanco, portando una banda roja en la frente.
La ceremonia dará comienzo con el saludo ritual, el toque de los caracoles y el fuego de los sahumadores, continuando con el tendido de flores para formar el símbolo de los Cuatro Vientos, Nahui Ollin. Para ello se solicita traer como ofrenda flores blancas, rojas, amarillas y moradas y una veladora.
A las 9:15 sonarán nuevamente los caracoles para formar las columnas e iniciar la Caminata Silenciosa por la ruta sagrada-heroica que une a Tlatelolco con el Zócalo. El recorrido se hará por el Eje Central Lázaro Cárdenas, dando vuelta en 5 de Mayo para llegar a la Plaza de la Constitución.
La caminata se efectuará en absoluto silencio con el propósito de parar el dialogo interno y con ello abrir la posibilidad de un cambio verdadero para que renazcan la Flor y el Canto de la Nueva Conciencia.
En el Zócalo los participantes enlazarán sus manos formando círculos concéntricos en torno al asta bandera y después de saludar a los Cuatro Vientos se pronunciará el mantram más distintivo de nuestra nación: Me-xihc-co.
Si requieren de más información pueden solicitarla en la dirección: ritualolmeca05@yahoo.com.mx

septiembre 27, 2005

El 68 no es caso cerrado

Presenta la Femospp recurso de apelación; la Suprema Corte tardaría meses en el análisis del expediente de 30 mil fojas

La matanza del 2 de octubre no es caso cerrado. Será resuelto en definitiva, tal como ocurrió con el asunto del llamado jueves de Corpus, por un tribunal unitario de circuito del Distrito Federal, aunque no se descarta la posibilidad de que sea atraído por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, informaron voceros de la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (Femospp).
Ayer (el lunes), horas antes de que venciera el plazo de ley para recurrir la sentencia del juez 15 de distrito con sede en el Reclusorio Sur, Ranulfo Castillo Mendoza -quien el pasado miércoles negó las órdenes de aprehensión en contra del ex presidente Luis Echeverría Álvarez y otros siete ex funcionarios y militares-, la Femospp presentó al juzgador de primera instancia el documento en que formula la apelación.
El recurso se interpuso tres días después de que la fiscalía emitió un comunicado en que informa que la sentencia había sido objeto de apelación, lo cual se concretó hasta la tarde de ayer (lunes).
Fuentes cercanas al capitán Luis de la Barreda Moreno, ex titular de la Dirección Federal de Seguridad (DFS), acusado de varias desapariciones durante la llamada guerra sucia y prófugo desde el 5 de diciembre de 2003, revelaron que su hijo, el ex ombudsman capitalino Luis de la Barreda Solórzano acudirá este martes a la delegación metropolitana de la PGR.
Precisaron que el ex presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal presentará una denuncia penal en contra del titular de la Femospp, Ignacio Carrillo Prieto.
Hoy se turna el caso del 68 a un tribunal de alzada
La decisión del Ministerio Público Federal de recurrir el fallo del juez Ranulfo será turnada a uno de los cinco tribunales unitarios del DF este martes.
Para que la Corte pueda conocer del caso será necesario que la PGR solicite al máximo tribunal que ejerza su facultad de atracción en un asunto de trascendencia para el país.
También cabe la posibilidad de que la propia Corte ejerza de oficio esa facultad para conocer y resolver el asunto de la matanza de Tlatelolco y las acusaciones de genocidio y desaparición forzada que se dirige a varios ex servidores públicos del régimen priísta.
Debido a que no existe un plazo legal para que sea estudiada la apelación de la Femospp, el órgano jurisdiccional revisor podría tardar varios meses en el análisis del expediente, que suma 36 tomos y más de 30 mil fojas. Publicado en La Jornada, por Alfredo Méndez Ortiz, el martes 27 de septiembre de 2005.

septiembre 26, 2005

Retrospectiva del fotógrafo Héctor García

Tlatelolco, En el blanco

El fotógrafo mexicano Héctor García, quien recientemente ingresó como miembro de la Academia de las Artes en la sección de gráfica, presenta una exposición retrospectiva en el Museo Nacional de San Carlos, intitulada En el blanco.
La muestra está integrada por 35 imágenes que dan fe del trabajo del fotógrafo desde 1940.
Esta interesante exposición cuenta con las imágenes seleccionadas por el propio artista, quien logra dar un panorama amplio y contundente de la vida en nuestro país y en el extranjero.
García ha atrapado con su mirada particular acontecimientos contundentes, políticos, culturales, hasta la cotidianidad que refleja la condición de los seres humanos: imágenes de la matanza del 2 de octubre en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco, rostros de artistas como Frida Khalo y David Alfaro Siqueiros, imágenes del movimiento zapatista, vendedores en Tepito y mucho más.
Para mí, afirma el reportero gráfico, el tema de la fotografía fue muy claro desde el principio. “No he sido un hombre de ideas preconcebidas, mi vida ha sido las del cambiante trabajo diario casi desde el día en que nací, pero con mi intuición descubrí que tenía que aprender de mis maestros y aprender de la realidad”.
Tales palabras subrayan cómo García ha podido registrar de manera generosa e incisiva hechos trascendentes y registro de retratos del México contemporáneo, aportando sin duda una oportunidad de conocer nuestra propia sociedad y la de otros países.
Héctor García estudió fotografía en la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas, con maestros como Manuel Álvarez Bravo y Gabriel Figueroa. Viajó a Europa, Medio Oriente, África, Japón y China, y vivió en París y Madrid. Fue profesor del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos de la Universidad Nacional Autónoma de México, becario del Sistema Nacional de Creadores, y participó en la fundación del Centro de Investigación Fotográfica Manuel Álvarez Bravo.
Destacan los premios: Nacional de Ciencias y Artes, así como el Nacional de Periodismo y la Asociación Mexicana de Periodistas.
La muestra permanecerá abierta hasta el 2 de octubre en el Museo Nacional de San Carlos, ubicado en la calle de Puente de Alvarado 50, Col. Tabacalera, Ciudad de México.

septiembre 25, 2005

El terremoto del 85 dañó el sistema político mexicano

Las viejas estructuras del corporativismo priísta no resistieron la sacudida social que causaron los sismos del 19 y 20 de septiembre ; la crisis obligó a los afectados a luchar por sí mismos

Los sismos de 1985 también dañaron al sistema político; fracturaron la hegemonía que durante décadas construyó el PRI en la ciudad. El partido en el poder no generalizó la ayuda durante la tragedia y le costó la fuga de militantes, que engrosaron las filas de las pequeñas organizaciones demandantes de vivienda, vinculadas en su mayoría a la izquierda.
Un ejemplo: la Asamblea Barrios que surgió el 4 de abril de 1987, con aproximadamente 50 mil integrantes, se nutrió en 80 por ciento de ex priístas, de acuerdo con Marco Rascón.
Así, la incipiente izquierda también cambió; ganó terreno porque las luchas sociales que promovía la ya existente Coordinadora Nacional del Movimiento Urbano Popular (Conamup) se localizaban hasta entonces en la periferia; sus bases eran familias de origen campesino y migrantes.
A raíz del terremoto, ese movimiento tuvo acceso a nuevas formas de organización y vínculos con la Iglesia, intelectuales y artistas, así como con organismo nacionales y extranjeros; la izquierda se planteó nuevos objetivos y llegó a los afectados, a familias con arraigo, a empleados y profesionistas.
"La Conamup hablaba de lucha ideológica, su discurso era sobre la lucha de clases, la burguesía, la necesidad de un partido proletario y al socialismo como objetivo. El movimiento de damnificados fue menos ideologizado pero más político; la pelea de los espacios fue cotidiana entre las organizaciones y los grupos priístas", ejemplificó Leslie Serna en su libro "Quién es quién en el MUP".
"La lucha con el PRI se daba vecindad por vecindad, en terrenos que antes estaban vedados para nosotros, porque previo a los sismos, si osábamos meternos con ese partido se nos contenía con la cárcel", recordó Raúl Bautista, quien personificaba al enmascarado "Superbarrio Gómez".
Los priístas
Del lado del PRI las autoridades capitalinas que encabezaba Ramón Aguirre, y la dirigencia de ese partido en el DF, a cargo de Jesús Salazar Toledano, se empeñaron en lograr el control político de la tragedia, pero cometieron errores.
El PRI echó mano de la Federación de Organizaciones Populares (FOP), que encabezaba José Parcero López, el mismo que hoy se encuentra prófugo de la justicia, acusado de fraude y peculado cuando fungió como delegado en Gustavo A Madero.
El 14 de octubre de 1985, el entonces presidente Miguel de la Madrid nombró a José Parcero como director del programa Renovación Habitacional Popular (RHP).
Con su dirigente como titular de Renovación, la FOP y el PRI contaron con gestoría privilegiada, apoyados en 2 mil 37 comités de reconstrucción afiliados al tricolor.
Luego, Aguirre designó a Guillermo Cosío Vidaurri como secretario de Gobierno y a Enrique Jackson como delegado en Cuauhtémoc. Pero se cometieron errores.
Ramón Aguirre, por ejemplo, anunció el 21 de septiembre de 1985, a 48 horas de la tragedia, que en el lugar donde se cayeron viviendas no se construirían nuevas; ahí sólo habría jardines. La presión creció tanto que el 11 de octubre de ese año Miguel de la Madrid publicó el decreto expropiatorio de 5 mil 563 inmuebles.
La CUD
Como opción en la lucha por la reconstrucción de las viviendas se creó la Coordinadora Unica de Damnificados (CUD), el 24 de octubre de 1985; dos días después hizo su aparición pública con una marcha del Angel de la Independencia a Los Pinos, en donde participaron 25 organizaciones.
La CUD llegó a aglutinar alrededor de 40 organizaciones, algunas de ellas con una historia anterior, pero otras más surgieron a raíz de los terremotos y tuvieron una corta vida. Permanecieron las que ya tenían vínculos con corrientes políticas, sobre todo de la izquierda.
Estaban ahí personajes como Cuauhtémoc Abarca, Alejandro Varas, Marco Rascón, Antonio Salas, Francisco Saucedo, Leopoldo Ensástiga, Javier Hidalgo y Evangelina Corona, esta última del Sindicato de Costureras; después se unirían otros como René Bejarano y Dolores Padierna.
Esta Coordinadora dio la batalla por la reconstrucción en el Centro, sobre todo contra decisiones dl Instituto Nacional de Antropología e Historia.
Otro frente de batalla fue Tlatelolco, en donde la confrontación se dio con la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología (Sedue), a cargo de Guillermo Carrillo Arena, que insistía en la demolición de más de 20 edificios. Los vecinos argumentaban que el daño sólo era en tres inmuebles y que los otros edificios podían seguir en pie.
En Tlatelolco y la colonia Guerrero, personajes como Cuauhtémoc Abarca y Armando Palomo acusaban que el gobierno delegaba en empresas privadas, como Rioboó y Gutsa, los trabajos de peritaje en edificios y la edificación de viviendas, cuando esa debía ser una responsabilidad del gobierno. Esas compañías, por cierto, hoy participan en la construcción de los segundos pisos.
En la Roma, en la Morelos, en la Guerrero y en Tlatelolco, muchos damnificados se decidieron por programas de autoconstrucción y apoyos no gubernamentales; para ellos hubo financiamiento de iglesias y organizaciones extranjeras. El dinero llegaba de Alemania, Estados Unidos, Italia, Suiza y Holanda.
La reunión con los tecnócratas
A principos de 1986, Miguel de la Madrid anunció cambios en su gabinete, para despresurizar el conflicto.
Manuel Camacho, hasta entonces subsecretario de Programación y Presupuesto --dependencia encabezada por Carlos Salinas --, fue designado titular de la Sedue el 18 de febrero de 1986. Manuel Aguilera sustituyó a José Parcero el 1 de abril de ese año. El programa de renovación iba atrasado.
Con Camacho al frente de la Sedue, el 13 de mayo de 1986 se firmó el Convenio de Concertación Democrática que reconoció a la CUD como interlocutor válido.
Pero ese encuentro de mayo no fue el primero entre esos personajes que después escribirían otros capítulos en la vida política.
Quizás, el primer encuentro entre ellos, el cruce de mirada inicial se dio unos meses antes, el 5 de noviembre de 1985 en las oficinas de Carlos Salinas, en San Angel, donde el secretario de Programación aseguró a sus futuros adversario políticos que impulsaría un mayor presupuesto para vivienda el año siguiente, la liberación de 150 millones de dólares provenientes del Banco Mundial, y la designación de Manuel Camacho como el enlace directo entre la CUD y Salinas.
Con acuerdos que se concretaban las organizaciones de izquierda ganaban en reconocimiento y demostraron su poder de convocatoria en una marcha de 50 mil personas que partió la tarde del 19 de septiembre de 1986, de Tlatelolco al Zócalo.
Así, en 1987 tenían lugar las inauguraciones de vivienda, pero ese año también fue el inició de la descomposición de la CUD. Hoy, a 20 años de los sismos, algunos ex integrantes de la CUD como Raúl Bautista, piensan que el movimiento popular que surgió de la tragedia sigue vivo pero con distintas visiones.
Antonio Salas, de la Unión de Vecinos y Damnificados 19 de septiembre o Jaime Rello, de la Unión Popular Revolucionaria Emiliano Zapata (UPREZ), acusan que el movimiento urbano popular fue controlado por el PRD desde 1997, cuando éste llegó al gobierno de la ciudad. Se publicó en eluniversal.com, por Alberto Cuenca, el jueves 15 de septiembre de 2005


septiembre 23, 2005

Apelará la Fiscalía el fallo sobre el caso del 68

La Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (Femospp) apelará la decisión del juzgado federal que negó las órdenes de aprehensión contra los ocho ex servidores públicos presuntamente responsables de la matanza de estudiantes en 1968.
Según reportes de prensa, fuentes de la Femospp indicaron que se interpondrá el recurso para que un tribunal unitario determine la procedencia o no para la liberación de las órdenes de aprehensión para procesar por genocidio y desaparición forzada a Luis Echeverría Álvarez y siete funcionarios más del gobierno de Gustavo Díaz Ordaz.
El Ministerio Público de la Federación tiene como plazo hasta el próximo lunes para apelar la resolución del Juzgado Décimo Quinto de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales, que resolvió el jueves que los delitos habrían prescrito, pero sobre todo que la Fiscalía no pudo acreditar que los hechos ocurridos hace 37 años en Tlatelolco pueden ser considerados como genocidio.
El juez Arnulfo Castillo Mendoza, después de analizar el expediente de 40 tomos que consignó el fiscal especial Ignacio Carrillo Prieto, resolvió no girar la orden de aprehensión contra Echeverría Álvarez, entonces secretario de Gobernación, pues no se tipifica el delito de genocidio, ya que los estudiantes congregados en la Plaza de la Tres Culturas no pueden ser considerados como un grupo nacional y la actuación de las autoridades tampoco fue una política de exterminio del Estado.
También el juez consideró que los delitos prescribieron, por lo que negó las órdenes de captura contra Luis Gutiérrez Oropeza, jefe del Estado Mayor Presidencial; Luis de la Barreda Moreno y Miguel Nazar Haro, ex titulares de la Dirección Federal de Seguridad; así como contra el ex procurador general de la República, Julio Sánchez Vargas; el agente del Ministerio Público de la Federación, Salvador del Toro Rosales; el ex jefe de la policía del Distrito Federal, Raúl Mendiolea, y el militar Javier Vázquez Félix.
El pasado lunes, la Femospp solicitó la orden de detención contra Echeverría y otros siete altos cargos civiles y militares sospechosos de ordenar o ejecutar la matanza de Tlatelolco, el 2 de octubre de 1968, en vísperas de la inauguración de los Juegos Olímpicos.
La Fiscalía Especial depende del Poder Ejecutivo y no del Judicial, pues fue creada por el gobierno del presidente Vicente Fox para investigar la llamada 'guerra sucia' que afectó a México en las décadas de los 60 y 70 para eliminar disidentes de izquierda.
Ante ello, el gobierno mexicano dijo hoy viernes que hizo lo posible para esclarecer los hechos del 68, pero que nada puede hacer tras el veredicto que negó el arresto de quien controlaba las fuerzas de seguridad en ese momento, el también ex presidente Luis Echeverría.
"El gobierno federal ha realizado lo que estaba en sus manos para investigar y conocer los hechos y para identificar a los responsables de ellos y abrir paso a la aplicación de la justicia", dijo el portavoz de la Presidencia, Rubén Aguilar. "Corresponde ahora a los tribunales judiciales determinar sobre el caso," añadió.

Aguilar dijo que el gobierno respeta las decisiones judiciales, pero agregó que "de cualquier modo, la verdad histórica sobre estos acontecimientos dolorosos y lamentables la conoce ya la sociedad mexicana y está en la conciencia de todos."
La Fiscalía también había acusado a Echeverría de haber cometido genocidio en un caso relacionado con otra matanza de estudiantes en la Ciudad de México en 1971, pero la justicia desechó el pasado 26 de julio esa incriminación por considerar que las pruebas aportadas eran débiles.

septiembre 22, 2005

Se niega juez a ordenar la detención de Echeverría por la Matanza del 68

El juez federal Arnulfo Castillo Mendoza se negó a emitir órdenes de detención contra el ex presidente Luis Echeverría y siete de sus ex colaboradores -entre ellos dos militares- por la matanza ocurrida durante una protesta estudiantil en octubre de 1968, acusados de genocidio y privación ilegal de la libertad.
El titular del Juzgado Décimo Quinto de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales consideró que los delitos que se imputan al ex presidente y a sus ex colaboradores prescribieron porque, a su juicio, no se ha podido acreditar que los hechos ocurrido en Tlatelolco pudieran ser considerados como genocidio, definido como el intento de exterminar a un grupo nacional.
Respecto a la desaparición forzada del dirigente Héctor Jaramillo, en enero de 1969, aunque sí se acreditaró su privación ilegal de libertad, el Ministerio Público de la Federación no comprobó que los ex servidores públicos inculpados fueran los responsables.
El dictamen es el último revés legal a la Fiscalía para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (Femospp), que el lunes pasado consignó el expediente ante la Justicia con el objetivo de llevar por segunda vez a proceso penal al ex presidente Echeverría por los crímenes del pasado.
Así, a casi 37 años de la matanza de Tlatelolco, la posibilidad de que los presuntos responsables sean sometidos a juicio cada vez está más lejos, aunque se abre un nuevo capítulo jurídico en este caso, ya que es probable que la Procuraduría General de la República apele la decisión y el expediente se analice en los tribunales.
Incluso el expediente del 2 de octubre de 1968 puede llegar hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación, como ha sucedido en otros casos consignados por la Femospp, en los que los fallos del Poder Judicial han sido adversos.
El juez Castillo, tras analizar las pruebas, decidió que en la acusación contra Echeverría, que en el momento de los hechos era el secretario de Gobernación, si bien el delito no habría prescrito por el cargo que ostentaba, la Femospp no acreditó que los hechos de la Plaza de Tlatelolco puedan ser considerados como genocidio.
Es decir, según el juez, los estudiantes congregados el 2 de octubre en la Plaza de la Tres Culturas no pueden ser considerados como un grupo nacional y que la actuación de las autoridades tampoco fue una política de Estado de exterminio, por lo que no se configura el delito de genocidio.
En julio, otros jueces rechazaron cargos de genocidio contra Echeverría, relacionados con el asesinato, en 1971, de estudiantes que protestaban cuando él ejercía como Presidente de la República.
La resolución judicial también favoreció al ex procurador de la República Julio Sánchez Vargas; a los generales Luis Gutiérrez Oropeza, ex jefe del Estado Mayor Presidencial; Raúl Mendiolea Cerecero, ex subjefe de la Policía Judicial Federal, y Javier Vázquez Félix, quien se encargó de recoger los cadáveres en Tlatelolco; así como a Salvador del Toro Rosales, ex agente del Ministerio Público, y a los ex titulares de la Dirección Federal de Seguridad (DFS), Luis de la Barreda Moreno, y Miguel Nazar Haro, a quienes se les imputó el mismo delito.
En el caso de estos siete ex funcionarios y militares, el juez Ranulfo Castillo Mendoza determinó que el plazo para castigar el presunto genocidio prescribió el 2 de octubre de 1998, es decir, 30 años después de ocurrida la matanza.

septiembre 21, 2005

El Ejército fue víctima de una "trampa" en 1968

Fiscal de la guerra sucia consigna nuevo proceso contra Echeverría

Una vez que la Fiscalía que investiga la guerra sucia logró acreditar que la matanza de octubre de 1968 se produjo por cuestiones políticas con el propósito de "debilitar" al Ejército Mexicano, el cual "fue víctima de una agresión junto con la población civil", el titular del organismo, Ignacio Carrillo Prieto, solicitó el arresto del ex presidente Luis Echeverría Álvarez y otros ex funcionarios federales como presuntos responsables de genocidio de estudiantes.
Este es el segundo proceso contra el ex mandatario que se hace en poco más de un año por el mismo delito. El fiscal especial solicitó en julio del 2004 la detención de Echeverría también por genocidio, aunque aquella ocasión por la matanza de estudiantes el 10 de junio de 1971.
Sin embargo, esa primera solicitud fue rechazada en definitiva por un tribunal en julio de 2005 por considerar que no había pruebas suficientes para demostrar la responsabilidad del ex presidente.
El lunes pasado, la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (Femospp) también pidió a un juez la aprehensión de Echeverría, de 83 años, por el delito de privación ilegal de la libertad del activista de izquierda Héctor Jaramillo, ex estudiante del Escuela Superior de Ingeniería Mecánica del IPN y compañero de los ex líderes estudiantiles Raúl Álvarez Marín y Félix Hernández Gamundi, y quien habría sido detenido por autoridades federales en enero de 1969, del que nada se sabe desde entonces.
El fiscal Carrillo Prieto presentó 54 cajas que contienen la averiguación previa con la esperanza de que se giren las 8 órdenes de aprehensión solicitadas contra funcionarios del régimen de Gustavo Díaz Ordaz. Entre ellas está la del ex secretario de Gobernación Echeverría, el ex jefe del Estado Mayor Presidencial Luis Gutiérrez Oropeza, y los ex titulares de la desaparecida Dirección Federal de Seguridad, Luis de la Barreda Moreno y Miguel Nazar Haro, entre otros.
Para el abogado de la defensa, Juan Velásquez, la acusación de genocidio relacionada con la muerte de estudiantes del 2 de octubre también será rechazada, como ocurrió con la acusación sobre los hechos de 1971. “Es exactamente los mismo; los muertos de ese día de 1968 fueron por un enfrentamiento no por una política de Estado de exterminio", dijo el jurista.
En 1968 decenas de estudiantes y civiles murieron en medio de una balacera en la que participaron militares y miembros de cuerpos policiacos. Las cifras oficiales y extraoficiales de las víctimas de la Plaza de las Tres Culturas oscilan entre 25 y 350.
El fiscal especial Carrillo dijo el lunes que su investigación le llevó a la conclusión de que el Ejército Mexicano había sido llevado a una trampa, pues sustentó que "nunca, no lo ha hecho, no lo hizo, no lo hará, llegaría a disparar contra la población; eso sería una barbaridad, pero se les ocurrió a algunos" para justificar la matanza en Tlatelolco.
Entrevistado a la salida de los juzgados federales, luego de entregar el pliego de consignación con el que solicitó ocho órdenes de aprehensión, el fiscal del pasado argumentó que la consignación contra los presuntos responsables de esos hechos, "además de ser un acto de justicia, también conlleva limpiar definitivamente una mancha ignominiosa e injusta que se colocó sobre las fuerzas castrenses".
Manifestó su confianza en que el juez 15 de distrito en materia penal, Ranulfo Castillo Mendoza, librará las órdenes de captura, aunque si recibe respuesta negativa apelará de la decisión del juzgador ante un tribunal unitario y pediría a la Suprema Corte de Justicia de la Nación que atraiga el caso.

septiembre 20, 2005

Busto a Plácido Domingo por solidaridad con México


Foto de Nacho Arellano

En homenaje al tenor Plácido Domingo por el apoyo que brindó a los damnificados por los sismos en Tlatelolco, autoridades delegacionales develaron un busto del artista español en el Jardín Huella del edificio Nuevo León.
Justo en el lugar donde hace 20 años el intérprete participó en la remoción de escombros para rescatar a sus familiares que habitaban en el sitio, decenas de funcionarios y vecinos se reunieron en uno de los actos realizados el 19 de septiembre para conmemorar el 20 aniversario del terremoto que devastó a la Ciudad de México.
"Este es un homenaje para un gran artista mexicano por adopción y para todos ustedes quienes ese día demostraron una gran solidaridad y participaron en las tareas de rescate", dijo la jefa delegacional de Cuauhtémoc, Virginia Jaramillo.
El busto, en bronce, está acompañado de una placa que dice: "Al tenor Plácido Domingo, ejemplo de solidaridad incondicional. En memoria de los fallecidos por los sismos del 19 y 20 de septiembre de 1985 en Tlatelolco".
Armando Barreiro, subdelegado territorial de Nonoalco-Tlatelolco, puntualizó que el busto fue labrado por los jóvenes escultores Mara Ponzaneli y Rogelio Fernández, que habitan en la unidad habitacional. El metal de la obra fue obtenido mediante una colecta de llaves realizada durante un mes entre vecinos del conjunto urbano; la efigie tiene una altura de unos cincuenta centímetros y se asienta sobre un pedestal.
A 20 años del sismo, cientos de vecinos no lo olvidan al cantante y están todavía agradecidos con el apoyo que les brindó, desde quitar piedras y losetas hasta los conciertos que ofreció en todo el mundo para recaudar fondos, cuya cantidad ascendió a 15 millones de dólares, para la reconstrucción.
Con lágrimas en los ojos, Alejandro Yáñez, del edificio Nayarit, se quejó amargamente de que las autoridades hayan tardado en hacerle un homenaje "porque nos ayudó mucho". Plácido pasó semanas enteras junto a socorristas, trabajó como uno más en las labores de rescate y búsqueda de desaparecidos; apoyó en todo.
El tenor, nacido en 1941 en Madrid pero criado en México, arribó cuatro días después de la catástrofe natural para participar en las labores de rescate en el Nuevo León. Testigos de aquellos días recuerdan que inclusive había momentos en que no utilizaba tapabocas, como le sugerían “para cuidar la voz”, pero él decía que era más importante ayudar.
El Gobierno federal le otorgó al tenor español La orden Águila Azteca, máximo galardón otorgado a un extranjero, por su gran labor, mientras que las autoridades de la delegación Cuauhtémoc, donde se asienta Tlatelolco, planean invitar a Plácido Domingo a visitar el lugar donde se encuentra la estatua.

septiembre 19, 2005

Tlatelolcas rememoran a las víctimas de los sismos del 19 y 20 de septiembre

Súper Barrio y Ecológico no faltaron a la cita.
Miembros de la Brigada de Rescate Topos Tlatelolco.
Con una misa Tlatelolco oró una vez más por los que se fueron.
Guardia de honor.
Cuauhtémoc Abarca, líder de la Coordinadora Única de Damnificados, durante el acto conmemorativo del vigésimo aniversario de los sismos, en la huella del edificio Nuevo León, en Tlatelolco. Fotos Ignacio Arellano Mora

septiembre 18, 2005

Con un minuto de silencio se inicia la conmemoración de los sismos de 1985

Con un minuto de silencio, luego de izar la bandera nacional a media asta, el gobierno mexicano iniciará mañana lunes 19 de septiembre, a las 07:19, la conmemoración del 20 aniversario de los sismos de 1985.
Con tal motivo se efectuarán incontables actividades este 19 de septiembre entre actos oficiales, misas, conciertos y un Simulacro Nacional para recordar a las miles de víctimas de esa catástrofe.
Ante la tragedia de aquel 19 de septiembre se han desarrollado desde principios de mes diversos foros en los que se unen la sociedad civil y autoridades del gobierno federal y local, muchos de ellos para reforzar la cultura de la protección civil entre la población.
A pesar de que la solidaridad despuntó con esos hechos los expertos afirman que falta mucho por hacer, por eso los actos del día 19 en memoria de los caídos y de la hermandad de los mexicanos servirán para avanzar en la cultura de la protección civil. El secretario de Gobernación, Carlos Abascal, instaló el 4 de agosto el Comité Organizador de los actos conmemorativos del 20 aniversario de los sismos de 1985, integrado por 40 titulares y representantes de dependencias federales.
Después dicho comité, también integrado por organismos de representación popular, asociaciones, cámaras, sindicatos y empresas, convocaron a la población a participar, donde se encuentren, en el Simulacro Nacional del lunes 19 a las 12:00, e invitó a todo el país a participar en el lugar donde la gente se encuentre; pidió también la activación de alertas y sirenas en sincronía con el acto.
El comité –40 titulares y representantes de dependencias federales, órganos de representación popular, instituciones, asociaciones, cámaras, sindicatos y empresas– decidió que sea instalado el monumento al voluntario en la Plaza Tlatelolco.
Los objetivos de ese comité son coordinar actividades en tres vertientes: política, técnico-científica y social que involucren a la sociedad mexicana, así como reconocer el trabajo voluntario que marcó un parteaguas y al mismo tiempo un aprendizaje que estimuló el desarrollo de la sociedad en diversas tareas de beneficio común.
De acuerdo con el comité organizador, instalado por el secretario de Gobernación, Carlos María Abascal Carranza, el 4 de agosto pasado, la promoción de la campaña inició el 15 de agosto y concluirá el 30 de septiembre.
Para solicitar informes se puso a disposición el número telefónico 01 800 00 41 300, así como la página de Internet www.proteccioncivil.gob.mx donde se conocerán los detalles de los actos conmemorativos, así como los cursos.
En la conferencia de prensa se anunció la construcción del Monumento al Voluntariado en una plaza de Tlatelolco, y que durante el mes de septiembre se efectuarán pláticas y actos de servicio a grupos vulnerables, en memoria de la participación solidaria en 1985.
Actividades oficialistas del GDF
El Gobierno del DF realizará en la ciudad de México diversas actividades oficiales para fomentar y arraigar una cultura de la protección civil desde el seno de las familias y también para recordar a las víctimas de los sismos de 1985.
En ese sentido, la Secretaría de Cultura diseñó el programa “A 20 años de los sismos del 85, experiencias y programas en la atención y prevención de desastres”.
Las actividades del 19 de septiembre –20 aniversario de los sismos– comenzarán desde las 7:19 con el izamiento de la bandera a media asta en el Zócalo, el Antiguo Palacio del Ayuntamiento y en las explanadas de las 16 delegaciones.
En Tlatelolco, a las 7:19 comenzará una ceremonia cívica de izamiento del Lábaro Patrio a media hasta en la Explanada de las Tres Culturas. Al mediodía, se realizará un simulacro de evacuación del edificio Presidente Juárez, en la Segunda Sección.
Posteriormente, a las 17:00, se develará el busto de bronce de Plácido Domingo, en la huella del edificio Nuevo León, para finalizar el día de actividades a las 19:00 con otro simulacro de evacuación, esta vez del edificio José María Arteaga, ubicado al costado poniente de la Explanada del Metro Tlatelolco.
A partir de las 8:00 estará abierta al público una exposición fotográfica de Guillermo Aldana, en Plaza Juárez; a las 10:00, en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, se inaugura el seminario internacional y encuentro de rescatistas, con la participación de expertos de México, Francia, España, Nicaragua, Colombia, Chile y Estados Unidos, donde estará la Brigada de Topos de Tlatelolco y Bomberos de Nueva York, que participaron en el rescate de víctimas del 11 de septiembre de 2001 en las Torres Gemelas.
El viernes 24, durante la clausura del seminario internacional, las actividades del programa cultural finalizan con el abanderamiento y condecoración de la Brigada de Rescate Topos de Tlatelolco, por parte de la Liga Internacional de Rescate y Asistencia de Francia.
La Secretaría de Cultura del GDF dio a conocer que a las 18:00 se inaugura otra exposición fotográfica en el Museo de la Ciudad de México, con el tema de inundaciones, epidemias y sismos que se han registrado en la capital del país a lo largo de su historia y hasta1957.

septiembre 17, 2005

El DF no está preparado para otro terremoto

Evaluación de seis organizaciones sociales, a 20 años de la tragedia; las labores de prevención y protección civil se han convertido en moda septembrina

La ciudad de México no está preparada para enfrentar un sismo de características similares al de 1985, debido a que las labores de protección civil y de prevención de desastres se han convertido en una moda septembrina y los mapas de peligro sísmico o el plan permanente de anticontingencia sísmica para atender a los afectados están fuera del alcance de la gente.
Cuauhtémoc Abarca, de la Coordinadora Única de Damnificados; Lucas Álvarez, del Frente del Pueblo; Leslie Serna, de la Unión Popular Nueva Tenochtitlán-Sur; Alejandro Varas, de la Unión de Vecinos y Damnificados, y Armando Palomo, de la Unión de Vecinos de la Colonia Guerrero, señalaron que a 20 años de aquel despertar el 19 de septiembre, el reto es que para el próximo fenómeno natural no haya nada que lamentar.
Sin embargo, no será posible si las autoridades continúan cumpliendo con la catarsis gubernamental de promover operativos de seguridad en lugares de alta concentración y realizar el único simulacro de evacuación del año, en lugar de facilitar a la gente la información real sobre los peligros y riesgos que amenazan su comunidad. Lo cual, dijeron, no han hecho porque "no quieren provocar psicosis de miedo y desorden social".
La labor de los poderes Ejecutivo y Legislativo a la fecha ha sido la descalificación, de manera constante, de las iniciativas que proceden de las organizaciones populares, cuando se podría trabajar de manera conjunta en el diseño de acciones y programas para mitigar o reducir los riesgos de un sismo o cualquier otro fenómeno meteorológico, pues "cuando uno de ellos se anuncia y se previene, no hay ninguna razón para contar muertos como resultado de su impacto", afirmaron.
En entrevistas por separado, coincidieron en mencionar que la iniciativa de los atlas y los planos de microzonificación de riesgos no será reconocida en tanto éstos no lleguen a los habitantes y esa información se acompañe con acciones vecinales para estar siempre preparados a cualquier eventualidad. La participación ciudadana es la mejor garantía para verificar, corregir y promover la información de riesgos, pero no se ha entendido así.
En la actualidad, el esquema de control se ejerce mediante el Fondo Nacional de Desastres (Fonden), cuya aplicación tiene un rasgo político, de clientelismo electoral y selectivo a las administraciones estatales o municipales, según el partido que ejerza el poder federal, por lo que la declaración de "zonas de desastre" y la derrama de recursos del Fonden es una decisión política, cuando el riesgo de inestabilidad del suelo en la ciudad es grande.
Actividades conmemorativas
Por ello el exhorto a las autoridades a dar a conocer los mapas de peligro sísmico y trabajar juntos en programas de prevención, pues en la mayoría de los casos de desastre los más afectados son los pobres, los más marginados, quienes ponen la cuota de muertos en las estadísticas oficiales, comentaron al anunciar una serie de actividades con motivo de los 20 años de los sismos.
Dichas acciones empezaron el miércoles con un foro de protección civil y participación ciudadana en el Centro Cultural Lagunilla, Tepito y Peralvillo, y la proyección de imágenes de los sismos en Peña Morelos y Casa Frisac. Hoy sábado 17 de se realizarán exposiciones, ponencias, películas y testimonios en Tlalpan y Gustavo A. Madero, al igual que mañana domingo en Cabeza de Juárez.
Mientras, el día del aniversario se realizarán misas en la sede de las costureras en San Antonio Abad, Tlatelolco -adonde se invitará a varios embajadores- y en la calle de San Jerónimo, en el Centro Histórico, para culminar con una marcha que partirá de Tlatelolco al Zócalo capitalino, donde se convocará a la gente a acudir con veladoras, las cuales se colocarán en la plancha de éste último en forma de espiral sin cerrarla, que marca, de acuerdo con la filosofía prehispánica, el fin de una etapa. Tomado de La Jornada, por Laura Gómez Flores, lunes 12 de septiembre de 2005

septiembre 16, 2005

El sábado continúa Cristina Pacheco trilogía por el 20 aniversario de los sismos de 1985

La periodista recuerda en reportajes testimoniales de TV aquella triste mañana del 19 de septiembre; Canal 22 también trasnmitirá programa especial el lunes

Hoy sàbado continùa la trilogía de programas especialmente preparados por la periodista Cristina Pacheco con motivo del vigésimo aniversario de los terremotos de 1985.
Hoy dìa 17, a las 21:00 horas por el Canal 11 del Instituto Politécnico Nacional, se transmite el programa “Aquí nos tocó vivir” que en esta ocasión recuerda uno de los amaneceres más amargos en la historia de la Ciudad de México con la trilogía de programas especiales “19 de septiembre: 20 años después”.
El 19 de septiembre de 1985 un devastador terremoto cambió el destino de nuestra capital. A veinte años de distancia, Pacheco se muestra siempre cercana a las historias de quienes se vieron alcanzados por la tragedia y vuelve a las calles, cámara y micrófono en mano, para preguntarles qué hacían aquel 19 de septiembre antes las 07:19 de la mañana, cómo se dieron cuenta de lo que estaba sucediendo, qué les llevó a sumarse al rescate de vidas anónimas aun por encima de la pena que les causaba la muerte de sus seres queridos.
Amas de casa, estudiantes, profesionistas... 20 años después, hombres y mujeres de carne y hueso recuerdan el dolor, el miedo, la angustia de aquellos días; pero, al mismo tiempo, ofrecen un testimonio vivo de la solidaridad, el valor y la fe con que los habitantes del Distrito Federal y su área metropolitana se organizaron para echar a andar la reconstrucción del lugar en que les había tocado vivir.
La trilogía inició el pasado sábado 7 y concluye el día 24 de septiembre.
TAMBIÉN EN CANAL 22
El lunes 19 de septiembre el Canal 22 también transmite un programa especial a partir de las 7:00 llamado “1985-2005: Del dolor a la reconstrucción” en vivo desde la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, con enlaces al Centro Médico Nacional y al Zócalo capitalino. A las 17:00, se programa igualmente una retransmisión. La conducción estará a cargo de Laura Barrera y Gretel Luengas. La producción se debe a la Dirección de Noticias de Canal 22 en colaboración con el periódico periódico El Universal.
Asimismo, a las 19:30 durante la emisión televisiva “Así la vemos: Sismos del 85” abre su espacio para el debate y la reflexión en torno a los temas que ocupan la atención de los jóvenes de nuestro país. Conduce Rubén Álvarez.

septiembre 15, 2005

La UNAM en Tlatelolco: oferta cultural para el norte de la Ciudad de México

Pronto, los primeros proyectos para el Centro Cultural Tlatelolco, anuncia el rector Juan Ramón de la Fuente

A casi treinta años de la creación del Centro Cultural Universitario, que se inició con la inauguración de la sala Nezahualcóyotl el 30 de diciembre de 1976, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) planea ya un nuevo espacio para el arte, la cultura y la discusión académica en el norte de la Ciudad de México.
''Pronto tendremos los primeros proyectos para el Centro Cultural Tlatelolco", anunció la semana pasada el rector de la máxima casa de estudios, Juan Ramón de la Fuente, durante la reinauguración del Museo Experimental El Eco.
El miércoles 7, exactamente a 53 años de la fecha original de su apertura, el rector demostró que el recinto concebido por Mathias Goeritz y Daniel Mont no ha perdido capacidad de convocatoria, pues logró reunir a las máximas autoridades citadinas, políticas, educativas y culturales, así como personajes de las artes, empresarios, universitarios, galeristas y coleccionistas.
Por ello, reiteró su deseo de ''seguir trabajando de la mano" con el Gobierno del Distrito Federal, el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes y la Secretaría de Educación Pública. Encinas también refrendó la relevancia del rescate de esa obra emblemática, pues representa la labor de la UNAM para difundir las actividades culturales en el norte de la ciudad, que actualmente carece de oferta cultural.
El objetivo, entonces, es “extender los beneficios de la cultura en una zona importantísima de nuestra ciudad donde, ciertamente, éstos no han llegado con la intensidad que quisiéramos”.
El caso específico del proyecto del Centro Cultural y Unidad de Congresos Universitarios Tlatelolco se pudo gestar a partir del rescate de la ahora llamada Plaza Juárez del Centro Histórico de la Ciudad de México, en donde se ubican las nuevas sedes de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y del Tribunal Superior de Justicia capitalino.
Como se recordará, el Gobierno del DF ofreció a la Secretaría de Relaciones Exteriores una especie de trueque: cederle un espacio en la nueva Plaza Juárez, diseñada por el arquitecto Ricardo Legorreta, a cambio de las instalaciones que la Cancillería ocupa aún en Tlatelolco. Tras este intercambio la Ciudad decidió entregar estas instalaciones ubicadas en la avenida Flores Magón y Eje Central a la UNAM, en donde se comprometió a construir el memorial del 68 en homenaje a los estudiantes caídos el 2 de octubre.
En agosto pasado, como parte de las últimas actividades de López Obrador como jefe de Gobierno, se dio a conocer el proyecto en un acto en el cual estuvieron el rector Juan Ramón de la Fuente, el canciller Derbez y el empresario Carlos Slim. Se presentó un video en el cual se destaca que su creación sigue “los ideales universitarios de Justo Sierra y José Vasconcelos por extender la cultura, por construir espacios de diálogo y reflexión crítica; nace de la necesidad de continuar al compromiso de su origen, de ingresar por los caminos de imaginación y la creatividad compartidas en el universo enriquecedor de la cultura”.
El documento videográfico hace referencia a la historia de Tlatelolco, en sus tres etapas: prehispánico, colonial y el México moderno. Como constancia un hecho histórico que marcó no sólo ese sitio de la ciudad, sino al país enteró, el nuevo centro cultural tendrá un memorial del movimiento estudiantil de 1968:
“En Tlatelolco –se dice en el video-- se vivió un parteaguas de nuestra historia contemporánea, la Plaza de las Tres Culturas es un símbolo vivo del movimiento estudiantil que nos legó una conciencia crítica y un compromiso social desde aquellas jornadas memorables”.
En aquella ocasión, el rector añadió que será “un justo y merecido homenaje a todos aquellos que en 1968 abrieron de manera definitiva las puertas democráticas para México”.

septiembre 14, 2005

Llevan a la CIDH queja contra el Estado mexicano por el halconazo de 1971

Es secuela de la matanza de Tlatelolco de 1968

Activistas mexicanos presentaron el pasado martes ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en Washington, una queja contra el Estado mexicano por su "sistemática negación de la justicia" en el esclarecimiento de la masacre de estudiantes en 1971, reportaron agencias internacionales.
"Nuestra queja central es que las resoluciones de los cuerpos judiciales en México han sido espurias, aberrantes, en contra del derecho, para propiciar la impunidad", declaró Alejandro Álvarez Béjar, dirigente del Comité 68 Pro Libertades Democráticas, luego de iniciar el proceso en la sede de la CIDH.
La CIDH es un órgano autónomo de la Organización de los Estados Americanos, con sede en Washington, DC, y según sus propios procedimientos notificaría a los querellantes en esta semana si toma jurisdicción sobre el caso y emitiría una resolución no obligatoria para la parte demandada dentro de seis meses.
Álvarez Béjar, de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), dijo que era dirigente estudiantil cuando una manifestación pacífica de estudiantes contra el gobierno el 10 de junio de 1971 terminó en una masacre de 36 manifestantes en San Cosme de la capital mexicana.
El gobierno del entonces presidente Luis Echeverría Álvarez encaraba todavía en esos días las repercusiones de la matanza de estudiantes por el ejército en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco en octubre de 1968, que dejó más de 300 muertos y unos 6 mil detenidos.
La represión de tres años más tarde "es parte de esa secuela", según Álvarez Béjar.
Dijo que el grupo culpado por la masacre, Los Halcones, fue "un cuerpo paramilitar creado, dirigido, controlado, financiado y encubierto" por el aparato gubernamental de Echeverría para "exterminar a la disidencia política" generada después de Tlatelolco.
El denunciante no se entrevistó con funcionario alguno de la CIDH, pero dijo que el jurista Mario López, uno de sus miembros que conoce los casos de México, supervisaría el proceso de la denuncia.
En México hemos agotado todas las vías para exigir justicia, pero sin éxito, dijo Álvarez Béjar a reporteros. El propósito, agregó, es anular la impunidad.
Explicó que el proceso judicial fue iniciado luego que en el actual gobierno del presidente Vicente Fox creó hace cuatro años una fiscalía especial para atender las denuncias contra el Estado mexicano, y señala como demandados a Echeverría, el entonces secretario de Gobernación Mario Moya Palencia y varios generales.
Pero los esfuerzos por promover la investigación y el castigo a los responsables del crimen, señalan, ha quedado frustrado en el sistema judicial mexicano, pues se "ha llevado el asunto a una situación de impunidad aparentemente definitiva".
Indicaron que una reciente resolución judicial exoneró a los acusados y ello ha obligado a recurrir a instancias internacionales, como la CIDH.
En declaraciones a La Jornada Álvarez Béjar, en nombre del comité, afirmó que sobre estos casos, "en lugar de abrir puertas hemos tenido respuesta negativa en este sexenio al exigir justicia en éste y los casos del 2 de octubre de 1968 y otros delitos cometidos durante la llamada guerra sucia de los años 60 y 70”.
Subrayó que lo sucedido en 1971 es sólo "un episodio" de una historia de violaciones a los derechos humanos por las autoridades, "es una pieza de una cadena de hechos represivos" que hasta la fecha siguen impunes.
Alvarez Béjar indicó que, en esta coyuntura, "el asunto grave es que el sistema judicial mexicano está promoviendo un estado de impunidad" al cerrar las vías para llevar ante la justicia a los responsables de esos crímenes. Al permitir que el Poder Judicial proteja a criminales de delitos muy graves, "el gobierno mexicano está pisoteando tratados internacionales" que lo obligan a resolver dichos abusos.
La queja incluye una extensa documentación del caso contra Echeverría y Moya, copia de los fallos judiciales, un video, recortes periodísticos y otros materiales para que la CIDH pueda reconstruir los hechos y revisar la respuesta judicial y gubernamental a esos sucesos.
Al presentar la denuncia, los representantes del comité confiaron en que la denuncia sea atendida y se le dé entrada, y advirtieron que el asunto -si el gobierno mexicano continúa demostrando reticencia- podría ser canalizado a la Corte Interamericana, con sede en Costa Rica.
Álvarez Béjar y el Comité 68 advirtieron que en caso de que se llegara a esa etapa, argumentarán que el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación deberá excusarse de conocer del caso, por obvio conflicto de interés: por su participación activa y de alto nivel en el Partido Revolucionario Institucional, por su historial como ex funcionario del gobierno mexicano y por sus vínculos con algunos de los acusados.
"Es nuestra convicción -concluyeron- que la intervención de la CIDH sirva como llamado de atención al Estado sobre la necesidad de restablecer plenamente la vigencia del estado de derecho y proceda a armonizar debidamente las correspondientes disposiciones internacionales con la normatividad interna. Será un elemento importante en la reconstrucción de la vida democrática de nuestro país y también para dar satisfacción plena a los reclamos de justicia."

septiembre 13, 2005

Alfonso Zamora ingresa al Salón de la Fama del Box


Ya me siento en la gloria, afirma el pugilista de origen tlatelolca

“Ingresar al Salón de la Fama del Boxeo Mundial (WBHF) es un sueño que rascaba desde hace tiempo”, ratificó el capitalino Alfonso Zamora tras conocerse el anuncio de los directivos del recinto de Los Ángeles de los nombres de los personajes que serán integrados durante este año.
Junto con el campeón mundial gallo serán exaltados el próximo 22 de octubre en un acto de gala en el este de Los Ángeles, California, Jeff Chandler, Ray "boom boom" Mancini y Joel Archer, además de la primera mujer réferi en haber sido seleccionada para este honor, Gwen Adair.
Mario Alfonso Zamora Quiroz, uno de los ídolos que ha generado el boxeo mexicano, es originario del barrio bravo de Tlatelolco de la capital mexicana.
“Estoy agradecido con la gente y con Dios. Esperaba ese momento y qué bueno que llega cuando estoy en condiciones físicas y mentales al ciento por ciento, dijo.
El “Dado” Zamora, como es conocido, mantuvo una exitosa trayectoria que lo llevó a intervenir en una de las más dramáticas peleas, el 23 de abril de 1977, entre aguerridos boxeadores mexicanos frente a Carlos el “Cañas” Zárate, quien ganó.
En entrevista telefónica con la agencia mexicana de noticias Notimex desde la ciudad de Aguascalientes, donde radica desde 1999, Zamora destacó que ingresar al Salón de la Fama es el máximo premio para un deportista y él ya se siente “en la gloria”.
“Tengo presente mi carrera amateur que culminó con la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Munich y después mi incursión en el terreno profesional, donde gané el campeonato mundial de peso gallo de la AMB”, comentó emocionado.
“El boxeo es mi vida, lo traigo en la sangre y siempre viviré con este deporte”, finalizó Zamora, quien actualmente es entrenador y promotor en la entidad aguascalentense después de haber presidido la Comisión de Box y Lucha en la capital hidrocálida.
“El único problema que tengo que resolver es tramitar mi visa láser para ingresar a Estados Unidos, porque la perdí con mi cartera”, finalizó.
La ceremonia de ingreso al Salón se efectuará en un hotel casino de la ciudad de Comerce, en el 26 banquete anual de campeones a donde han ingresado numerosas leyendas del boxeo en todas las categorías y que han dado mucho al boxeo.
El presidente de la WBHF para el periodo 2005-2006 es el ex púgil Armando Muñiz. Entre las leyendas mexicanas que figuran en el Salón de la Fama aparecen Carlos Zárate, Pepino Cuevas, Ultiminio Ramos y Luis Villanueva "Kid Azteca". Así como Carlos Palomino, Rubén Olivares, José "Mantequilla" Nápoles y Humberto "La chiquita" González.

septiembre 12, 2005

Ahora sí sé lo que tengo que hacer en caso de sismo: vecino tlatelolca


En 1985 pocos capitalinos tenían nociones de protección civil


"No tenía ni la más remota idea de lo que tenía que hacer, ni cómo lo tenía que hacer", relata Josué, quien padeció el sismo del 19 de septiembre de 1985 en un departamento en el piso 11 de un edificio de Tlatelolco.
En ese tiempo el término protección civil no era común y la mayoría de la población no estaba interesada en esos temas.
"¿El radio? Pues si no nos vamos a ir de picnic... ¿Lámpara? Como pa`qué... ¿Mis documentos y objetos de valor? Me expongo a que me los roben...", fue lo que atinó a decir a su pareja, quien sí tenía conciencia de la magnitud del problema, cuando comenzó a tomar esos objetos antes de salir de la casa.
Como el de Josué hubo miles de casos ese día. Capitalinos que gritaron, corrieron, lloraron, se hincaron, rezaron y en ningún momento supieron cómo afrontar la situación.
Hoy, 20 años después y a partir de la experiencia de 1985, la mayoría de la población tiene nociones básicas de las catástrofes y la protección civil.
Los jóvenes y niños han realizado cuando menos un simulacro en su vida y saben que deben buscar lugares seguros, señalados por especialistas.
Ese día, recuerda Josué "más bien, no olvido", aclara, decidió no ir a trabajar y de repente despertó de manera abrupta. Pensó que Estanislao lo había sacudido, pero no: él estaba a su lado en la cama.
Entonces vio cómo "la pared de enfrente se cuarteó y empezó a escupir polvo y vi cómo saltó un pedazo de ladrillo rojo... Mi pareja me abrazó, me dijo ‘no pasa nada’, grité ‘mamá, mamita’, escuché el crujir de los muros y luego el silencio... después vino el bloqueo total".
Relata que reaccionó hasta la réplica del viernes 20 por la noche. "Fueron dos sismos: el físico y el emocional", concluye.
Después vinieron los días de organizarse, narra, de luchar para que Banobras los indemnizara, de aceptar que era damnificado y, ahora sí, conocer las medidas de protección civil.
"Ya sé lo que tengo que hacer... después del sismo seguí viviendo en Tlatelolco". Ahora se siente capaz de actuar si acaso ocurre otra catástrofe.
En general, la población ha experimentado cambios. Ahora se puede hablar de una cultura de la protección civil. El Universal, sábado 03 de septiembre de 2005

septiembre 11, 2005

TV Azteca y Zabludovsky preparan programas especiales sobre los sismos de 1985


El periodista Jacobo Zabludovsky y la productora Genoveva Martínez preparan, respectivamente, una transmisión especial de 11 horas de duración y una miniserie de10 capítulos para recordar la tragedia que vivió el pueblo mexicano hace 20 años, cuando se perdieron miles de vidas humanas a consecuencia de un fatal terremoto.
Por una parte, el decano del periodismo Jacobo Zabludovsky reveló al periódico capitalino La Crónica de Hoy que prepara un programa de 14 horas de duración que será transmitido por Radio Red, “obviamente, el día 19 de septiembre. Se llama 20 años después, por lo que estaré en los mismos lugares y con la misma gente que entrevisté en ese entonces. Será un programa para radio porque la transmisión que hice en esa ocasión, desde las calles, fue para radio”.
El terremoto de 7.9 grados en la escala de Ritcher ocasionó el 19 de septiembre de 1985, entre otras cosas, el derrumbe de la antena de transmisiones de Televisa Chapultepec, y destruyó importantes estudios de grabación de esa televisora. “Esto me marcó profundamente porque se destruyó gran parte de la ciudad donde nací, donde he vivido. Se destruyó mi casa de trabajo, perdí a compañeros a quienes di trabajo. Me tocó la labor de narrar las cosas porque ese es mi oficio a pesar de que estaba muy impactado”.
Zabludovsky transmitió ese día lo ocurrido por teléfono. Visitó el Centro Histórico, el caído Hotel Regis, la devastada zona de Tlatelolco: “Con esto el pueblo mexicano vivió un trauma más grande aun que la Conquista. Dejó huellas muy profundas en el paisaje, en la economía, en la sociedad, en la política”.
Muchos de sus recuerdos los piensa exteriorizar el día de su programa especial que iniciará transmisiones a partir de las 6:00 de la mañana: “Lo que más me asombró fue la magnitud de este hecho. No me daba cuenta de que había sido tan fuerte el terremoto. No he superado la experiencia, pero ya la acepté”.
El matutino recordó que en aquella ocasión el pueblo mexicano se mostró como un pueblo de verdaderos hermanos: “La ayuda a los damnificados fue espontánea, los vecinos ayudaron a todos. Fue un ejemplo para todas las demás generaciones”, pues ese sentimiento de hermandad no ha muerto: “Y no lo creo, ya que el pueblo mexicano cuando es puesto a prueba, la supera”.

Denuncia social

Igualmente, a 20 años de aquel devastador terremoto, la productora Genoveva Martínez filmará una miniserie que retratará el afán solidario de la gente surgido entre los escombros de los edificios.
La miniserie constará de 10 capítulos que narran cinco historias ficticias basadas en una investigación histórica de lo ocurrido durante y después del terremoto. Los programas se transmitirán por TV Azteca del 19 al 30 de septiembre a las 19:00 horas.
"Es la historia de cinco familias de diferentes estratos sociales. Una vive en Tlatelolco, otra en Polanco, en la Roma y en algunas otras colonias de la ciudad de México. A partir del terremoto, la vida de estas cinco familias se entrelazarán, mostrando el espíritu que privó aquellos días”, explicó Genoveva en entrevista con El Universal:
"Es importante recordarlo porque demuestra que la sociedad mexicana puede actuar de manera organizada cuando tiene propósitos claros y comunes".
Para recrear la tragedia Martínez convocó a José Alonso, Héctor Bonilla, José Carlos Rodríguez, Gabriela Canudas y Fabián Torres, entre otros. "Es importante recalcar que se trata de una ficción pero que está basada en una investigación muy seria", argumentó la productora al rotativo.
En ese sentido, Martínez no descarta la denuncia social, ya que el terremoto demostró la eficacia de la sociedad pero también la incapacidad y corrupción del gobierno mexicano: "No es un programa basado en la denuncia social, pero los hechos ahí están: la sociedad superó con mucho a su gobierno, el cual nunca fue capaz de responder a la tragedia".
Para Martínez, la importancia de la miniserie es recordar a quienes perdieron la vida, reconocer a los héroes anónimos y contar sus historias.