Entrada destacada

Nonoalco-Tlatelolco a la venta; la historia

entresemana / "Luis Arellano Mora: En la década de los años 50 la economía mexicana comenzaba a lograr un crecimiento constante y so...

noviembre 22, 2007

Cantará Mercedes Sosa en honor a caídos el 2 de octubre


Como parte de su gira internacional "Corazón libre", la cantante argentina Mercedes Sosa ofrecerá un concierto en el Centro Cultural Memorial del 68, en honor a los estudiantes caídos en la matanza del 2 de octubre, en Tlatelolco.
La intérprete de "Gracias a la vida" comentó que el año de 1968 representó la muerte y desaparición de muchos jóvenes mexicanos, por lo que ofrecerá este concierto privado a invitación de uno de los líderes del movimiento estudiantil, Raúl Alvarez Garín, con quien conserva una amistad de muchos años.
Visiblemente cansada, tal vez por la edad (72 años), "La Negra", como también se le conoce en el medio artístico, comentó además en breve rueda de prensa que brindará una serie de conciertos por diversos foros de México, interpretando lo mejor de su repertorio musical logrado tras más de 50 años de carrera.
Bajo el acompañamiento musical de la Orquesta Vengo a Ofrecer mi Corazón, de Fito Páez, Sosa interpretará temas como "Canción del derrumbe indio", "Canción para mi América" y "Samba para no morir", así como melodías de su más reciente producción musical "Corazón libre".
Recientemente galardonada en Ecuador y próxima a recibir otro reconocimiento por parte del gobierno chileno, Mercedes Sosa se presentará en el Teatro Metropólitan de la Ciudad de México, el viernes 23 de noviembre.
Asimismo ofrecerá otros conciertos en el Auditorio Metropolitano de Guadalajara el domingo 25 de noviembre, mientras que el martes 27 de este mes lo hará en el Teatro Fernando Calderón, de Zacatecas.

noviembre 21, 2007

Cumple 37 años la Línea Tres del Metro, sin pena ni gloria

A dos años de los trágicos acontecimientos del 2 de octubre de 1968 en la Plaza de las Tres Culturas, el presidente Gustavo Díaz Ordaz incursionó en terrenos tlatelolcas dos años después, durante la inauguración de la Línea Tres del Metro, la que fue considerada la obra más importante de su sexenio.
El 20 de noviembre de 1970, en punto de las 10:04, Díaz Ordaz llegó acompañado de su gabinete a la terminal Tlatelolco a bordo del convoy número 1, 217 denominado “Tren Presidencial”, que fue adornado con el escudo y los colores nacionales, procedente de la estación Hidalgo.
El primer mandatario descendió del tren para inspeccionar las instalaciones, en un recorrido que duró 15 minutos. “Destilaba felicidad”, relatan las crónicas periodísticas de la fecha. Allí lo esperaban diputados; una comisión senatorial; el embajador de Francia en México, Xavier de la Chavalerie; el cronista de la Ciudad de México, Salvador Novo; el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Alfonso Guzmán Neyra y directores de diarios y revistas.
De regreso a la estación Hidalgo, Díaz Ordaz develó allí la placa de la Línea Tres que corría entonces de Tlatelolco a Hospital General y en la que se señala que por acuerdo del Presidente de la República fue construido el Metro.
En 1967, la expansión urbana, el incremento demográfico y la anarquía de las líneas de autotransportes foráneos de pasajeros que coincidían principalmente en primer cuadro de la capital del país, plantearon para las autoridades la urgente necesidad de construir el Sistema de Transporte Colectivo Metro.
La obra de la Línea Uno se inició el 19 de junio de 1967 en la esquina de avenida Chapultepec y Bucareli con mucho escepticismo de parte de la opinión pública, que también le atribuía al Metro un cierto tinte de “futurismo político”
Pero aquel 20 de noviembre se constituía como “la fecha del triunfo, de la consolidación de la confianza”, según consignaban los principales diarios, pues a su decir “el presidente Díaz Ordaz y el licenciado Corona del Rosal (regente de la Ciudad de México) sepultaron el temor que prevaleció por lustros sobre la ‘imposibilidad’ de construir el Metro en el fango metropolitano”.
Por eso se decía que había concluido la primera etapa de este transporte urbano subterráneo que inició una nueva era de modernización en la capital, que para la época beneficiaba a un millón y medio de habitantes diariamente y era susceptible de ser prolongada la red en el futuro.
A 37 años de su inauguración, el sistema opera deficientemente y en el total abandono. Las actuales autoridades de la eufemísticamente llamada Ciudad en Movimiento se manejan con igual negligencia que las administraciones que criticaban antaño, que sin embargo nunca dieron tan mal servicio, a excepción de las “hora pico”.
Las estaciones lucen a oscuras, con goteras y el servicio es cada vez peor. Para muestra basta un botón: en 1970 se calculaba el recorrido de los 5 kilómetros que comprendía la Línea Tres, de Tlatelolco a Hospital General, en ¡8 minutos! Hoy el andar por esas mismas siete estaciones es de media hora a 45 minutos. La “hora pico” actual se extiende a 18 horas.

noviembre 07, 2007

María Izquierdo, en Tlatelolco

Es la primera exposición temporal de la Colección Blaisten que se monta en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco de la UNAM

"Arte Nuevo: El aporte de María Izquierdo" será la primera exposición temporal de la Colección Blaisten que se montará en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco, donde podrá admirarse a partir del próximo sábado.
La muestra, que revisa la aportación artística de una de las artistas plásticas fundamentales del siglo XX mexicano, contó con la curaduría de Adriana Zavala, y forma parte de la colección Andrés Blaisten que abrió sus puertas dentro de ese nuevo espacio de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
María Izquierdo (1902-1955) nació en San Juan de los Lagos (Jalisco). Fue la primera pintora mexicana en exponer sus obras fuera del país en 1930. Su primera exposición tuvo lugar en el Art Center de la ciudad de Nueva York.
En 1927 ingresó a la Academia de San Carlos en donde estudió durante un año. En ella tuvo a algunos maestros como Germán Gedovius y a Manuel Toussaint, aunque cabe mencionar que la influencia más profunda la obtuvo de Rufino Tamayo.
Hacia finales de los años 20, ingresó en la Escuela Nacional de Bellas Artes, en enero de 1928, y se mantuvo como alumna de la antigua academia de San Carlos hasta junio de 1929.
Fue ahí donde se matriculó en la clase de pintura de German Gedovius, el cual impartía la clase de colorido y composición, y años más tarde en pintura de figura. Murió en la Ciudad de México, el 3 de diciembre de 1955.
Entre sus principales obras destacan sus autorretratos (en los que puede aparecer acompañada de sus sobrinas), naturalezas muertas y aquellos personajes que los niños ven en los circos: sonrientes bailarinas o simpáticos payasos, ágiles trapecistas, tigres, caballos y leones, sólo por mencionar algunos.
La colección de Andrés Blaisten tiene un enfoque especial en el Arte Moderno Mexicano que abarca el período de 1900 a 1960 cuando se gestó la identidad mexicana en las artes.
Desde mediados del año 2005 la UNAM inició gestiones para obtener el comodato de la Colección Andrés Blaisten, uno de los más importantes acervos en materia de arte mexicano del siglo XX.
Está conformada por más de 650 piezas entre dibujos, pinturas, obra gráfica y escultura, estas obras representan y describen un extenso horizonte estético que permite nuevas lecturas de un amplio período de nuestra historia artística.
Actualmente, se cuenta con un proyecto de convenio con el propietario de la colección, cuyas bases están orientadas tanto a brindar las garantías necesarias para la preservación y mantenimiento de la obra como para su difusión en la Galería del Centro Cultural Universitario Tlatelolco.
Se trata de una primera etapa, impulsada por uno de los más importantes acervos artísticos.
Ese objetivo es fiel a la tradición de la UNAM de proveer a la comunidad universitaria, así como a la sociedad en general, de un espacio permanente para la exhibición de colecciones particulares representativas de las corrientes estéticas que definieron el arte mexicano.
La UNAM se propone así sistematizar un ejercicio museográfico que, a través de diversas muestras que permitan la revisión constante de la colección, fortalezca el diálogo entre tradiciones estéticas y amplíe el conocimiento de aspectos específicos de arte mexicano, abocándose conformar un programa de exposiciones temporales, tanto nacionales como internacionales.
Esta es una extraordinaria oportunidad para que la Universidad incentive el préstamo y/o la donación de colecciones de gran relevancia, garantizando la integridad de las obras y estableciendo una relación productiva y respetuosa con importantes promotores del desarrollo de la creación artística.

noviembre 06, 2007

A punto de ser devuelto el penacho de Moctezuma


El penacho del emperador mexica Moctezuma está a punto de ser devuelto a México por el gobierno de Austria, lo que será un acto de justicia, aseguró el diputado austriaco Werner Kogler, quien sin embargo reconoció que no es la voz oficial de su país.No obstante, aseguró que tiene información de “que está a punto” de tomarse una decisión sobre este asunto de especial interés para los mexicanos.Tras asistir a una reunión con los diputados de la comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación, en San Lázaro, Kogler dijo tener conocimiento de que en varias ocasiones los gobiernos de los dos países han estado cerca de lograr un acuerdo, pero que al final no se ha concretado la devolución.

Memorial 68

Editoriales - El Universal - Ramón Cota Meza

noviembre 05, 2007

Extraen monolito de Tlaltecuhtli del Templo Mayor


Los cuatro fragmentos de la obra, descubierta el año pasado, serán trasladados a la calle de Argentina, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, para su restauración

A poco más de un año de su hallazgo, el monolito azteca de Tlaltecuhtli, localizado en el predio de Las Ajaracas, en el Templo Mayor, fue movido para iniciar su restauración y la exploración del sitio donde los especialistas creen podría localizarse la tumba del emperador Ahuizotl, muerto en 1502.
Alrededor de las 07:30, una enorme grúa con capacidad para cargar 140 toneladas, comenzó los trabajos de traslado de los cuatro fragmentos en que se divide la pieza de más de 12 toneladas, para colocarlos sobre la calle de Argentina (actualmente cerrada al paso), donde será restaurada.
El arqueólogo Leonardo López Luján, responsable de los trabajos del Proyecto Templo Mayor, informó que el objetivo del movimiento ha sido sacar la escultura de su posición original para comenzar el proceso de conservación y restauración de la misma, el cual podría durar varios meses.
A cargo de la empresa Luz Especializada, la misma que realizó el traslado del monolito de Coyolxauhqui en 1978, el desplazamiento del primer fragmento (el inferior izquierdo) concluyó alrededor de las 11:15, mientras que el último de los pedazos y el más pesado se vio por los aires pasadas las 13:00 horas.
Bajo la supervisión del director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Alfonso de María y Campos, un fuerte aplauso concluyó el trabajo de traslado de la pieza, para ahora proceder a "excavar bajo las piedras en busca de una posible tumba que es la hipótesis que tenemos", indicó López Luján.
En tanto, precisó, los fragmentos serán protegidos sobre la calle de Argentina con una caseta provisional donde un equipo de alrededor de cinco personas, dirigidas por la restauradora Virginia Pimentel, limpiarán la escultura y tratarán de devolver su policromía.
A partir del martes, agregó el arqueólogo, los especialitas estarán dedicados "casi por completo" a la excavación del espacio de donde fue movida la pieza, "donde se especula existe un depósito funerario", de acuerdo con la hipótesis planteada en conjunto con el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma.
Los trabajos posteriores en torno a la posible tumba, comentó, "durarán muchísimo, por lo menos arriba de un año", pues se trata de un trabajo meticuloso, que en casos como en el de tumbas mayas han durado hasta dos años.
El monolito, localizado el 2 de octubre de 2006 por un equipo comandado por el arqueólogo Álvaro Barrera, tiene una longitud de cuatro metros de largo por 3.57 de ancho y 40 centímetros de espesor, con la representación de Tlaltecuhtli, Diosa de la Tierra, que se cree fue hecha durante la séptima fase constructiva de la ciudad de México-Tenochtitlan.
Esta pudo haber tenido su génesis entre 1427 y 1521, antes de la Conquista, sin embargo, en la parte inferior, la piedra presenta tallada la fecha 1502 o año 10 conejo, el mismo de la muerte de Ahuizotl, quien fue el octavo gobernante de la antigua Tenochtitlan, de 1486 a su muerte, y a quien se cree podría pertenecer la tumba.
Ahuizotl fue el último emperador mexica en completar su gobierno antes de la llegada de los españoles y quien expandió el más grande dominio territorial mexica; contó con linaje puro al descender de Axayacatl y Tizoc, además de ser antecesor de Moctezuma II.

noviembre 01, 2007

Juicio a ex presidente Luis Echeverría llega a la SCJN

El conflicto legal sobre si se enjuicia o no al ex presidente Luis Echeverría (1970-1976) por la matanza de estudiantes en la Plaza de las tres Culturas de Tlatelolco en 1968 llegó el miércoles a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, reveló a la agencia AFP su abogado, Juan Velázquez.
Un tribunal que debía decidir sobre un recurso de amparo contra el enjuiciamiento, emitido por un juez en julio, "resolvió que fuera la Corte Suprema la que resolviera si se confirmaba o se revocaba esa sentencia de amparo", explicó Velázquez.
El caso, en el que se acusa de genocidio a Echeverría, de 75 años de edad, llegó así al máximo tribunal del país después de que un juez ordenó el enjuiciamiento del ex presidente y que otro amparara al ex mandatario al considerar que no había pruebas en su contra.
Si acepta la solicitud, la Suprema Corte deberá decidir únicamente sobre si se enjuicia o no al ex mandatario, sin entrar a juzgar su culpabilidad o inocencia.
No obstante, Velázquez opinó que lo más probable es que la Suprema Corte rechace manifestarse y sea el tribunal colegiado quien adopte la decisión.
"La Corte ya resolvió todo lo que podía tener importancia jurídica respecto a qué es un genocidio, cuándo se comete, si prescribe o no prescribe, si se pude aplicar o no retroactivamente,... y todos esos antecedentes se aplicarían a este caso", argumentó el abogado.
El caso de la matanza del 2 de octubre de 1968 en Tlatelolco es el último que queda contra Echeverría, quien ya fue exonerado de la matanza del 10 de junio de 1971 cuando ya era presidente.
La masacre, ocurrida cuando Echeverría era secretario de Gobernación, tuvo lugar poco antes de los Juegos Olímpicos de 1968 en la capital mexicana, cuando militares dispararon contra una manifestación estudiantil.
En ella murieron 30 personas, según las cifras oficiales, y varios centenares según activistas del movimiento estudiantil y familiares de las víctimas.