Entrada destacada

Nonoalco-Tlatelolco a la venta; la historia

entresemana / "Luis Arellano Mora: En la década de los años 50 la economía mexicana comenzaba a lograr un crecimiento constante y so...

febrero 29, 2008

Es el náhuatl un idioma, no un dialecto


En un contexto donde predomina el discurso de reavivar las lenguas indígenas, la publicación del Diccionario del Náhuatl en el Español de México es una acción concreta que emprenden la UNAM, a través del Programa Universitario México Nación Multicultural, y el Gobierno del Distrito Federal.
Carlos Montemayor, coordinador de la obra, señala que "solemos creer que los idiomas pueden diferenciarse por distintos grados de crecimiento y que las lenguas con cierto desarrollo son el inglés, el portugués, el francés, el español y que los otros, son tan sólo `dialectos`".
Destaca que no hay idiomas superiores y que todos son sistemas lingüísticos definibles en los mismos términos, asegurando que "el náhuatl es un sistema lingüístico tan complejo como el alemán".
"Desconocemos el origen y significado de diversos términos de nuestro español de México: los nombres de las plantas y de las colinas, así como otra enorme cantidad de palabras tienen su toponimia en Náhuatl", expresó.
"Es por ello que reconocer a nuestro país como una nación multicultural y multilingüe no sólo enriquece el acercamiento a nuestro entorno, además lo informa", añadió en un comunicado.
Para José del Val, titular del citado programa, todo aquel que se acerque al Diccionario se dará cuenta que esta lengua es suya.
"No queremos sustituir al español, sino simplemente reconocer el carácter multilingüe de la sociedad mexicana, y es algo que tenemos que recuperar, pues el náhuatl y otras lenguas indígenas están recluidas en el hogar, comienzan a relegarse porque no tienen ningún uso ni relevancia fuera de un entorno íntimo familiar", aseguró.
El náhuatl es la lengua indígena con mayor número de hablantes, con más de un millón, en los estados de Guerrero, Morelos, Puebla, Veracruz, Hidalgo y el Distrito Federal, entre los más representativos.
En este contexto se realizará la presentación del Diccionario Náhuatl en el Español de México, este sábado en la Antigua Capilla del Palacio de Minería.
Esta gozará de la presencia de personalidades como Miguel León Portilla, Carlos Montemayor, José del Val, Enrique Rivas Paniagua, Librado Silva y Enrique García Escamilla.
Según Wikipedia, el náhuatl es una lengua hablada en América Central y México. La gran importancia de ésta radica en que fue lengua franca en el imperio azteca desde el siglo XIII hasta su caída (el 13 de agosto de 1521), y aún tiempo después los europeos siguieron usándola con propósitos de conquista a través de los misioneros, llevando la lengua a regiones donde previamente no había influencia náhuatl.
“El náhuatl es la lengua nativa con mayor número de hablantes en México, con aproximadamente un millón y medio, la mayoría bilingüe con el español. Su uso se extiende desde el norte de México hasta Centroamérica”.
Los mexicas, quienes fundaron su capital México-Tenochtitlan en 1325, hablaban una variedad de náhuatl central, y al extenderse su imperio a una gran parte del centro y sur de lo que ahora es la República Mexicana, la lengua se difundió considerablemente.
Algunos grupos aislados han conservado sus lenguas autóctonas hasta la época moderna.
Los grupos de origen nahua conformaron varias ciudades-Estados ya desde el siglo XII: tecpanecas, tlaxcaltecas, xochimilcas, huexotzingas, acolhuas, texcocanos, cholultecas, etc. Sin embargo el náhuatl es mejor conocido por su uso entre los mexicas, por ser este el grupo que logró la hegemonía militar y cultural sobre los demás.
Desde los primeros tiempos siempre ha existido una fragmentación dialectal de cierta importancia que se ha profundizado en los últimos 500 años. El náhuatl clásico no es otra cosa que la variedad usada durante el siglo XVI en el Valle de México, particularmente la de México-Tenochtitlan (la actual Ciudad de México), la cual fue compilada por diversos misioneros europeos.
Existe evidencia de la presencia del náhuatl en toda la zona conocida como Mesoamérica, si bien su origen mítico apunta a la parte de México conocida como Aridoamérica.
Las obras literarias en náhuatl previas a la conquista española toman la forma de escritura en parte pictográfica con elementos fonéticos, que seguramente se usó para memorizar las tradiciones orales. La introducción del alfabeto romano por los frailes españoles jugó un importante papel en la preservación de parte de la cultura mexica, siendo la otra parte destruida por los mismos españoles.
La obra de Bernardino de Sahagún (1530-1590), escrita principalmente en Tlatelolco, tuvo una importancia crucial, pues contiene una investigación enciclopédica sobre la civilización mexica y muchos ejemplos de escritos históricos, religiosos, medicinales y poéticos, en una amplia variedad de temas y estilos.

febrero 28, 2008

Efemérides, 28 de febrero


1525: Son ejecutados por órdenes del conquistador español Hernán Cortés el último emperador azteca Cuauhtémoc y los reyes Tetlepanquetzal y Coanacoch, de Tlacopan y Texcoco, respectivamente. Foto Raúl Urbina

De hecho, el pasado 23 de febrero, con una ceremonia de salutación a los cuatro rumbos del universo, el último portavoz y defensor del pueblo azteca, Cuauhtémoc (1499-1525), fue recordado en la explanada de la Parroquia de Santiago Tlatelolco, por el 509 aniversario de su natalicio.
El acto fue presidido por Jesús Juan Mario Tonatiuh Mercado Castillo, coordinador de Proyectos Especiales del Consejo de los Pueblos y Barrios Originarios del Distrito Federal, quien dijo acudir en representación del jefe del gobierno capitalino, Marcelo Ebrard.
Asimismo, la Cámara de Diputados estuvo presente por parte de los legisladores José Alfonso Suárez del Real y Wenceslao Herrera Coyac, quienes junto con Guadalupe Lozada León, coordinadora del Patrimonio Histórico, Artístico y Cultural de la Secretaría de Cultura local, atestiguaron la celebración.
Héctor Manuel Padilla, jefe de Servicios Urbanos; Oscar Narváez, secretario Particular de la Fiscalía en la Delegación Cuauhtémoc, y la antropóloga física Alejandrina Castañeda, completaron la lista de autoridades presentes en la ceremonia.
La salutación se desenvolvió a partir de un ombligo cósmico, conformado por un círculo de miembros del Consejo de Abuelos y Abuelas del Sexto Sol, que actuaron bajo el humo del copal, el sonido místico del caracol marino y alabanzas en lengua náhuatl.
Convocando el espíritu de los seres del universo eterno, el primer rumbo al que se dirigió la ceremonia fue el Oriente, donde brilla el sol, para iluminar la sabiduría.
Girando sobre su propio eje y siempre hacia el costado de la izquierda, donde se encuentra el corazón, el grupo del Sexto Sol miró en la dirección Poniente, para admirar a la mujer que se vuelve divina durante el parto.
Hacia el Norte se encuentra el lugar del eterno descanso, mientras que en el Sur está el sitio donde las espinas se convierten en flores y piedras, área en la que se manifiesta la vitalidad del esfuerzo de los guerreros místicos.
Dentro de los elementos más característicos de este rito figura el copal, que simboliza la unión del espíritu con el universo eterno, lugar en el que mora el que todo lo puede; mientras que el sonido del caracol es una metáfora de la palabra que desde la tierra se eleva hacia el cielo.
Además de la salutación, también se depositó una ofrenda floral y una guardia de honor en la placa conmemorativa del 13 de agosto de 1521, fecha en que cayó el sitio de Tlatelolco.
Por su parte, Mercado Castillo subrayó durante el acto la importancia de revalorar la historia mexicana entre la población, en un contexto en el que la única cultura real que parece aceptarse es la globalización.
Con la armonía de la danza del fuego, el grupo del Sexto Sol culminó la ceremonia en honor a Cuauhtémoc, mediante una despedida en la que pronunciaron repetidamente "ometéotl", palabra que significa la dualidad femenina y masculina que habita en todos los seres humanos.
Cuauhtémoc fue el último tlatoani (gobernante) que defendió a Tenochtitlan de la invasión española; su valentía no sólo radicó en el liderazgo sino en la tortura a la que fue sometido y la forma en que se sobrepuso a ella, sin dejarse doblegar por el martirio.

Llega "Isis y la Serpiente Emplumada"

El Economista.com.mx: "Una exposición sin precedentes ha llegado al Museo Nacional de Antropología, ya que por primera vez salieron de Egipto joyas y tesoros milenarios de esta civilización jamás reunidas en una sola muestra. Se trata de Isis y la Serpiente Emplumada, integrada por obras maestras del Egipto faraónico y el México prehispánico."

La crítica: espacios

Milenio.com: "El olvido es el inevitable compañero de la memoria, aunque sea 40 años más tarde, el movimiento estudiantil de 1968 merece ser conmemorado."

El ombligo de Venus

El Universal - Columnas: "latelolco ha sido testigo de grandes tragedias, en su territorio se escenificó la derrota definitiva de los Aztecas y sus aliados a manos de los españoles en 1521. En 1968, decenas de jóvenes estudiantes dieron el último respiro en nombre de la libertad a manos de las bayonetas del gobierno y en 1985, muchos compatriotas murieron o se quedaron sin hogar por irresponsabilidades en el mantenimiento y correcciones absolutamente necesarias sin atender en varios inmuebles."

febrero 27, 2008

Piden comerciantes investigar a delegado en Cuauhtémoc -

El Universal - DF

Manuel Gómez Morín, en letras de oro en la ALDF


También promueven iniciativa para inscribir con letras de oro el nombre del escritor Octavio Paz, “el poeta nacional por antonomasia

En sesión solemne, el pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) inscribió con letras de oro el nombre de Manuel Gómez Morín en el frontispicio de su recinto como reconocimiento a su trayectoria y su contribución a la historia de México.
En la ceremonia estuvo presente Juan Manuel Gómez Morín, hijo del fundador del Partido Acción Nacional, y otros familiares, así como Santiago Creel, coordinador de los senadores panistas, y Mariana Gómez del Campo, dirigente del PAN-DF, entre otros.
A nombre de la fracción panista en la ALDF, Miguel Hernández Labastida, comentó que Manuel Gómez Morín de vivir hoy cumpliría 111 años de edad. “Su pasión por México quedó labrada en un ideario. Él decía que para mejorar la vida política y pública, era imprescindible un cambio”.
Por su parte, Salvador Martínez Della Rocca también habló del fundador de Acción Nacional: “Para Gómez Morín, como para José Martí, ser culto era el único modo de ser libre. Y la organización de la cultura y de los intelectuales era el trayecto imprescindible para construir la Nación.
Es a Gómez Morín defensor de la autonomía universitaria, del rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Javier Barrios Sierra en la noche de Tlatelolco y quien decidió arriesgarlo todo en su determinación de salvar la vida de los estudiantes presos en Lecumberri, a raíz de los trágicos sucesos del 2 de octubre de 1968 en la Plaza de las Tres Culturas, para que pudiera salir del puño del tirano genocida”.

Rendirán tributo a Octavio Paz
La Asamblea Legislativa promoverá, asimismo, una iniciativa con proyecto de decreto para inscribir en letras de oro en “el muro de honor” del recinto legislativo de Donceles y Allende el nombre del Nobel de Literatura Octavio Paz, como una muestra de reconocimiento de los representantes de la ciudad y de los ciudadanos “a un hombre que hoy por hoy se puede calificar como el poeta mexicano por antonomasia”.
Al presentar ante el pleno de ese órgano legislativo el correspondiente punto de acuerdo, promovido en la Comisión de Gobierno, su presidente, el diputado perredista Víctor Hugo Círigo, aseveró que existe constancia de la intervención de Paz en las transformaciones sociales y políticas del país.
Desde la tribuna, el legislador preguntó: ¿A dónde queda nuestra labor como representantes populares si no somos capaces de generar sinergias en torno a un proyecto de esta naturaleza, cuando se trata de un hombre que contribuyó sobremanera al desarrollo cultural de un país como el nuestro?
Para luego hacer un recuento de su “vida a manera de razones y argumentos, que sirvan para dar cuenta de la magnitud de su obra”, destacando, entre otras cosas, su renuncia como embajador de México en India en protesta por la matanza en la Plaza de las Tres Culturas.
Una vez presentada formalmente la iniciativa, se turnará a la Comisión de Cultura para su dictamen y posteriormente se llevará ante el pleno, tal vez en el periodo ordinario de sesiones que comenzará la segunda quincena de marzo próximo.

Foto Raúl Urbina

México, 1991, venga la esperanza

DiarioCoLatino.com - Más de un Siglo de Credibilidad: "Todo comenzó por la mañana, cuando un grupo de estudiantes de periodismo de la Universidad Autónoma de Puebla, caminábamos sobre una de las principales calles del Distrito Federal, en la esquina sur de la plaza Tlatelolco, en el centro histórico de la ciudad mexicana, con el afanoso interés de colocar una ofrenda floral en el lugar exacto donde ocurrió la masacre de estudiantes de 1968."

febrero 26, 2008

Hallan ofrendas asociadas al monolito de Tlaltecuhtli


Reporta el INAH que como parte de las excavaciones que realiza en el predio Ajaracas-Campanas se localizaron nueve ofrendas con múltiples objetos, con lo que suman 147 piezas encontradas en el marco del Proyecto Templo Mayor

Un total de nueve ofrendas con múltiples objetos fueron descubiertas recientemente en torno al monolito de la diosa Tlaltecuhtlil, como parte de las excavaciones arqueológicas que realiza el Proyecto Templo Mayor, en el predio Ajaracas-Campanas, del Centro Histórico de la Ciudad de México.
Entre los objetos hallados destacan cuchillos de pedernal, cuentas de piedra verde y esqueletos de aves rapaces, entre otros depósitos rituales asociados a la gran escultura de la deidad terrestre.
Estos fueron encontrados en el lapso de marzo de 2007 a la fecha en las porciones central y suroeste del predio y se integran a las ofrendas recuperadas en los últimos 30 años por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), sumando 147 piezas, en el marco del Proyecto Templo Mayor.

depósitos rituales
El director del programa de investigación científica, Leonardo López Luján, dio a conocer que hasta el momento sólo se conoce el contenido de seis de las nueve ofrendas, toda vez que las últimas tres se detectaron en fechas muy recientes.
Las mismas serán exploradas en las semanas subsecuentes, conforme avancen las excavaciones, difundió el INAH mediante un comunicado.
"Con estos hallazgos hemos podido definir dos áreas de depósitos rituales. Por un lado, la suroeste, relacionada al piso de la plaza, donde se encontraron las ofrendas designadas con los números 115, 117, 119 y 120", precisó el arqueólogo.
"Por el otro, la central, asociada directamente al monolito y donde aparecieron las ofrendas 118, 121, 122, 123 y 124" , agregó López Luján, quien destacó que tan sólo de la ofrenda 120 se han recuperado hasta el momento más de 600 objetos.
El próximo sábado 1 de marzo el especialista impartirá la conferencia "Excavaciones arqueológicas recientes en el área del Templo Mayor”, como parte de las actividades académicas organizadas por el 30 aniversario del hallazgo de la Coyolxauhqui.
Refirió que el descubrimiento de las nueve ofrendas ocurrió en el marco de la séptima temporada de campo, que se inició en marzo del año pasado y que podría concluir el próximo año o en 2010.

LA OFRENDA 120
"Una de las ofrendas más ricas e interesantes es la 120, donde la arqueóloga Osiris Quezada y su equipo, han registrado hasta ahora una vasija Tláloc, 335 cuentas de piedra verde, 87 cuchillos de sacrificio de pedernal, seis punzones de hueso, una máscara-cráneo y 67 piezas de copal, entre otros objetos" , expresó.
López Luján detalló que, por otra parte, las biólogas Norma Valentín y Aurora Montúfar han identificado los esqueletos de 12 águilas reales, dos ibis pico de espátula y un lobo, así como semillas de algodón, chía, amaranto y calabaza.
Asimismo, continuó, en el espacio donde se localizó en octubre de 2006 el monolito de la diosa Tlaltecuhtli, el equipo de la arqueóloga Ximena Chávez hizo el hallazgo de la ofrenda 121.
Esta contenía barras de copal, punzones de hueso para el autosacrificio, cuentas de piedra verde, plumas carbonizadas y abundantes restos de pencas de maguey.
"Este depósito ritual fue hallado en la entrada que se localiza al oeste del monolito y que pudiera conducir hipotéticamente a un depósito funerario”, aseveró.
"Por el contexto en que fue encontrada la urna 121, es claro que fue colocada cuando se ingresó por última vez a este espacio subterráneo y se selló la entrada de manera definitiva. Los objetos que componen el depósito nos indican que en esa ocasión se hicieron ofrendas de sangre y copal", indicó el arqueólogo.
Sobre el significado de estos hallazgos correspondientes a la sexta etapa constructiva del Templo Mayor, comentó que datarían del reinado de Ahuítzotl (1486-1502 de nuestra era).

Concluye perforación de los pozos
En otra información, en lo que respecta a la excavación del hueco que hay en el sitio que ocupaba el monolito de Tlaltecuhtli y que podría esconder una cámara funeraria, López Luján señaló que la tarea comenzó hace una semana luego de la conclusión exitosa de la perforación de varios pozos que permitirán abatir el agua freática que impera en el subsuelo.
"El máximo obstáculo de las labores arqueológicas en el Centro Histórico, desde 1790 hasta nuestros días, ha sido la presencia de un manto freático muy superficial y que además está contaminado con aguas residuales. Hay que recordar que trabajamos en una antigua cuenca lacustre, exactamente en el corazón de la isla de Tenochtitlan-Tlatelolco", acotó.
Refirió que con la perforación de los pozos se intenta solucionar de raíz ese problema en el predio Ajaracas-Campanas, por lo que se contrató a la compañía Colinas de Buen, cuyos expertos han intervenido en varios edificios del Centro Histórico, entre ellos la Librería Porrúa, la antigua Casa del Marqués del Apartado y el Centro Cultural de España en México.

Colgarse la medalla

Colgarse la medalla :: Columna Arturo Brizio :: esmas: "Corría el mes de octubre del año 1968 y la cobertura mediática buscaba ocultar los innegables hechos ocurridos en Tlatelolco, mediante una promoción profusa y colorida de la justa por iniciar, bajo el socorrido argumento de que “la ropa sucia se lava en casa”."

febrero 25, 2008

Gestionará Sedeco exención a locatarios de Bugambilias - El Universal - DF

El Universal - DF: "Desde el 2005, el gobierno federal construye la primera ramal del Tren Suburbano de Cuautitlán a Buenavista, pero su impacto ha sido negativo para habitantes de las colonias Santa María la Ribera y la Unidad Habitacional de Tlatelolco."

Coyolxauhqui, privilegiada en el Templo Mayor

El Sol de México

Ecologistas rinden tributo a lábaro patrio con "bandera humana"

Jóvenes del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en el Distrito Federal formaron una bandera humana de 350 metros cuadrados, como parte de los festejos del 187 aniversario del lábaro patrio.
En la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, los militantes y simpatizantes del PVEM rindieron, el domingo, tributo a la Bandera Nacional, no sin antes saludar los cuatro puntos cardinales, acompañados por un grupo de danzantes prehispánicos.
Con casacas verdes, blancas y rojas los jóvenes expusieron que el águila real, emblema de la Bandera Nacional, se encuentra en peligro de extinción, pues sólo quedan casi 400 en el país, sobre todo en San Luis Potosí, Zacatecas, Aguascalientes y Chihuahua.
El escudo de la "bandera humana" lo conformaron los denominados "concheros" quienes representaron, al lado de cuatro nopales, la danza del águila para recordar en todo momento la premisa de unidad que representa ese símbolo patrio.
Al respecto, el dirigente del PVEM local, Jorge Legorreta Ordorica, recordó que desde la época prehispánica el águila real representó el momento de la fundación de la Ciudad de México-Tenochtitlan, el 13 de febrero de 1325.
"Para los antiguos mexicanos el águila real era la más poderosa de las aves que remontaba a grandes alturas, simbolizando lo grande, lo alto, lo elevado que pudiera ser una ciudad", subrayó.
A su vez, la secretaria del Medio Ambiente del CEN de ese partido, Mariana Boy Tamborrell, llamó a las autoridades federales a aplicar políticas de conservación de esa especie e incorporar a la población como aliada, para detener la destrucción de su hábitat natural.
Se manifestó por combatir la caza y el tráfico ilegal del águila real y propuso la creación de corredores biológicos que la salvaguarden, así como la observancia puntual de políticas agrícolas libres de insecticidas.
En el lugar, presenciaron la integración de la "bandera humana" turistas nacionales y extranjeros que visitaban la zona arqueológica de Tlatelolco, acto al que también asistió la diputada federal Guadalupe García Noriega y el secretario de Ecología del PVEM local, Bolívar Arias.

febrero 24, 2008

Rendirán homenaje al arqueólogo Raúl Arana.

Mundo Hispano.com: "El 23 de febrero de 1978, Arana fue quien descubrió el famoso monolito de la Coyolxauhqui, cuando se encontraba en la esquina de las calles de Guatemala y Argentina, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, donde verificó el hallazgo de la diosa lunar mexica, propiciando una serie de excavaciones en el Templo Mayor."

Celebra GDF aniversario del Día de la Bandera

Celebra GDF aniversario del Día de la Bandera

Argentina y Brasil producirán juntos uranio enriquecido

Clarin.com: "Desde el punto de vista política, brasileños y argentinos no temen presiones 'de la comunidad internacional', un eufemismo para no hablar directamente de la preocupación que esto podría generar en Estados Unidos. 'No hay que olvidar que los dos países son firmantes del Tratado de No Proliferación (TNP) y el de Tlatelolco', subrayaban las fuentes. Esto en principio aseguraría que la Agencia Internacional de Energía Atómica tenga control de lo que 'entra y sale' de las instalaciones y de sus destinos."

Recuerdan el 509 aniversario del natalicio de Cuauhtémoc

W Radio

febrero 23, 2008

Nunca se terminará el estudio del Templo Mayor

Ofrece el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, Premio Nacional de Ciencias y Artes 2007, una charla con motivo de los 30 años del descubrimiento de la Coyolxauhqui

"Nunca se llegará al final del estudio del Templo Mayor", pues siempre habrá nuevas interpretaciones”, aseguró el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma en el treinta aniversario del descubrimiento del monolito de la diosa azteca Coyolxauhqui.
El monolito de la diosa mexica fue descubierto fortuitamente el 23 de febrero de 1978 gracias a unas obras de la compañía de luz en el centro de la capital del país, y a raíz de este hallazgo se expropiaron más de 40 mil metros cuadrados para realizar excavaciones en la zona e incluso se creó el Museo del Templo Mayor.
Matos, director del proyecto del Templo Mayor desde su inicio y uno de los arqueólogos más destacados de México, explicó durante una conferencia que en arqueología "siempre hay interpretación, por más que el estudioso se base en datos, siempre va a faltar o surgir algo nuevo", por lo cual nunca se puede dar por terminada una investigación.
"La arqueología tiene sus bemoles", aseguró Matos, quien comparó esta ciencia con un quirófano donde hay que trabajar sin molestias, con delicadeza y sin interrupciones.
Por eso pidió a los mexicanos paciencia a la hora de exigir resultados sobre hallazgos e investigaciones, ya que éstos pueden tardar años.
"Es importante dar continuidad a las investigaciones para no quedarnos con datos antiguos sobrepasados", dijo.
Explicó que el proyecto del Templo Mayor es inter y multidisciplinario y ha permitido conocer las esencias del Templo Mayor mismo y de parte del recinto ceremonial de la antigua ciudad de Tenochtitlan.
Un grupo de investigadores, arqueólogos, antropólogos, biólogos, geólogos e historiadores se dedicaron desde 1978 a investigar este centro ceremonial, trabajo que ha dejado más de 300 documentos bibliográficos al respecto.
Recordó que en el Centro Histórico de la Ciudad de México está una urbe construida sobre otra, por lo que hay montículos arqueológicos "a cada paso", pero que será difícil la recuperación de los mismos porque los edificios coloniales sobre ellos son también historia.
El arqueólogo hizo un balance de estos 30 años y aseguró que gracias a este sitio arqueológico ahora se conoce mucho más sobre la civilización azteca.

Revisan el proyecto Templo Mayor
Un recorrido de lo que han sido los trabajos de hallazgo en el sitio mexica es lo que hizo el reconocido arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, Premio Nacional de Ciencias y Artes 2007, en la conferencia que ofreció el sábado “El proyecto Templo Mayor: una retrospectiva de 30 años de investigación”.
En la charla ofrecida en el Auditorio que lleva su nombre, en el Museo del Templo Mayor, con motivo de los 30 años del descubrimiento de la Coyolxauhqui y el proyecto en el sitio capitalino, el especialista recordó varios hechos significativos que culminaron con el descubrimiento del monolito y de la zona arqueológica que aún hoy es investigada.

Ante un gran número de asistentes, Matos Moctezuma, quien ha sido director del Museo Templo Mayor y del Nacional de Antropología, recordó el hecho que sorprendió a todos los mexicanos, y sobre todo a los arqueólogos, cuando trabajadores de la Compañía de Luz y Fuerza descubrió una gran piedra esculpida mientras realizaba trabajos en el Centro Histórico.

Cuando escarbaban en el subsuelo "se dieron cuenta de que algo se había atorado en su herramienta de trabajo, que era un monolito, que era el penacho de la deidad, por lo que uno de ellos empezó a quitar la tierra y se dio cuenta que tenía unas imágenes, entonces pararon su trabajo, en la esquina de la calle de Guatemala", dijo.

Al día siguiente, añadió, informaron de ello al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), que de inmediato mandó un equipo de arqueólogos para investigar lo que era realmente.

En ese entonces, continuó, se decidió empezar a trabajar en el lugar, que está rodeado de edificios históricos, procedentes de la Colonia, y que dio como resultado lo que hoy es el proyecto del Templo Mayor.

Anotó que el entonces director general del INAH, Gastón García Cantú, le había encargado a él desde 1977 todo lo relacionado con el Centro Histórico, por lo que se reincorporó a su tarea luego de regresar de un viaje que tuvo que hacer a Panamá.

Entonces "salieron muchas noticias, pues al momento del hallazgo había atrás todo un equipo y un Consejo de Arqueólogos, por lo que se dictaminó que se quitarían algunos edificios, pero solamente media cuadra", y no varías como en aquellos días se dijo, aclaró.

Matos Moctezuma, Premio Nacional de Ciencias y Artes 2007 en el rubro de Historia, Ciencias Sociales y Filosofía, el cual recibió el 15 de febrero pasado, expuso que entonces se tuvo que explicar al público con exactitud lo que era el proyecto.

Es decir, que no se derrumbarían varias calles del Centro Histórico, anotó pues incluso un despacho de arquitectos se oponía a esto, porque decía que los edificios procedían de la época colonial.

"Realmente eso no era cierto, sí hay aquí en el Centro Histórico edificios de esa época, pero en esta parte de lo que es ahora el Templo Mayor algunos tenían imitación de piedra o ya habían sido intervenidos por nuevo material de construcción, entonces no había ningún problema", refirió.

Precisó que el proyecto que inició consistía en tres partes, siendo la primera la recolección de datos, consulta de las fuentes sobre lo que se presumía estaba debajo de los predios en los que se iba a escarbar.

La segunda fase fue "la excavación, donde todo un equipo de profesionales, como biólogos, restauradores y arqueólogos, inició su trabajo, que duró como unos cinco años", mencionó.

Por último, mencionó, estaba el trabajo de estudio del sitio arqueológico, donde se concentró todo el poder mexica, etapa en la que gracias al conjunto del equipo de trabajo se han realizado importantes hallazgos y se siguen encontrando.

febrero 21, 2008

La investigación y la poesía, sus dos pasiones - El Universal - Cultura

La investigación y la poesía, sus dos pasiones - El Universal - Cultura: "El arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma ha invertido la mayor parte de su vida académica al Proyecto Templo Mayor"

febrero 19, 2008

Abrirán muestra para hacer dialogar a las civilizaciones egipcia y maya - La Jornada

Cerca de 400 piezas colmarán de simbolismos el Museo Nacional de Antropología

Abrirán muestra para hacer dialogar a las civilizaciones egipcia y maya

Isis y la Serpiente emplumada no propone analogías, sino un recorrido por la diversidad, dijo el embajador de Egipto

Este 2008 es el año de la cultura de ese país en México

La Jornada

Llega al DF exitosa muestra de arte egipcio y prehispánico

La Crónica de Hoy: "Miguel Ángel Fernández insiste: “No es una muestra más, sino una propuesta novedosa que cuenta con el aval de las instituciones máximas de la arqueología de ambos países: el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto, y con la colaboración de sus dos arqueólogos más reconocidos: Eduardo Matos Moctezuma y Zahi Hawass”."

febrero 18, 2008

Reunirá 400 piezas Isis y la serpiente emplumada

El Universal - Cultura: "Esta exposición será la primera oportunidad en la historia de acercar y hacer dialogar a dos civilizaciones consideradas lo mejor del viejo y nuevo mundo, sin buscar analogías, sino la diversidad de ambas culturas.
Para ello se escogieron a las dos divinidades 'Isis' y 'Quetzalcóatl', ambos considerados los dioses más benéficos y sabios de ambas civilizaciones."

febrero 16, 2008

Entregan Premios Nacionales de Ciencias y Artes 2007

Entregan Premios Nacionales de Ciencias y Artes - El Universal - Cultura: "El arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma lo obtuvo en el área de Historia, Ciencias Sociales y Filosofía"

Presentan alegatos de defensa de estudiantes de 1968

Es absurdo que a casi 40 años de la matanza del 2 de octubre de 1968 no se haya hecho justicia para las víctimas y se siga discutiendo cuántos fueron los muertos en lugar de juzgar a los responsables, afirmó Salvador Martínez Della Rocca, ex líder estudiantil y actual diputado en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, durante la presentación de la tercera edición del libro Los procesos de México 68, tiempo de hablar, el viernes en la Cámara de Diputados.
Raúl Álvarez Garín, integrante del Comité del 68, criticó a los magistrados que han conocido las acusaciones de genocidio contra el ex presidente Luis Echeverría y consideraron que no existen pruebas para juzgarlo por la matanza de Tlatelolco.
Junto a la diputada federal perredista Aleyda Alavez Ruiz, el Comité 68 presentó el texto con los alegatos de defensa, que en 1968 ofrecieron durante el desahogo de sus procesos penales Álvarez Garín, el escritor José Revueltas y Eduardo Valle Espinoza, El Búho.
Martínez Della Rocca, El Pino, aseguró que no sólo las víctimas de aquella matanza siguen esperando justicia, sino también las de la represión del 10 de junio de 1971 y las de la llamada guerra sucia.
Alavez Ruiz señaló que sigue siendo una constante la criminalización de los actores sociales, y por ello, dijo, se busca una moción suspensiva para que no se apruebe la llamada reforma judicial.

febrero 14, 2008

Amplían funciones de "El mito de Coyolxauhqui" en el Templo Mayor.

Mundo Hispano Amplían funciones de "El mito de Coyolxauhqui" en el Templo Mayor.

En Museo del Templo Mayor, réplica coloreada de la Coyolxauhqui


Se dará a conocer el próximo 16 de febrero en el auditorio “Eduardo Matos Moctezuma”, dentro del ciclo de conferencias conmemorativo por los 30 años de su descubrimiento.

Una réplica exacta y coloreada del monolito de la diosa lunar mexica Coyolxauhqui podrá ser admirada a partir de abril, en la exposición temporal “Coyolxauhqui y el Templo Mayor: 30 años reconstruyendo el pasado”.
La idea de “colorear” una réplica de esta diosa y de exhibirla, ofrece la posibilidad de imaginar el escenario y la magnificencia que tuvieron en su momento las edificaciones prehispánicas, aseguraron los investigadores Lourdes Cué y Fernando Carrizosa.
De acuerdo con un estudio realizado por los especialistas sobre la posible policromía del monolito, los estudios sistemáticos surgidos a partir de la instauración del Proyecto Templo Mayor han develado, poco a poco, el colorido que tuvo este espacio.
El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó en un comunicado que el proyecto de estos expertos se inició en 2007 y que continuará durante el presente año, reforzado con instrumentos ópticos de amplificación e iluminación especial.
Este mismo ha permitido conocer casi toda la gama original de colores aplicada en el monolito, con el cual será posible fotografiarse, agrega el texto.
La primicia sobre la policromía original de la Coyolxauhqui se dará a conocer el próximo 16 de febrero en el auditorio “Eduardo Matos Moctezuma”, del Museo del Templo Mayor, dentro del ciclo de conferencias conmemorativo por los 30 años de su descubrimiento. Lourdes Cué explicó que para colorear las pocas zonas de las que aún se tiene duda sobre la tonalidad original, se usaran otro tipo de tecnologías y se corroborarán con segmentos de otras representaciones de la diosa, encontradas en el Templo Mayor.
De acuerdo con el maestro Raúl Arana, quien estuvo a cargo del rescate del monolito, los colores que observó eran ocre, rojo, amarillo, y un poco de azul y blanco. Y aunque con el paso del tiempo se han difuminado notablemente, si se observa con detenimiento, dijo por su parte Cué, es posible detectarlos con más de un 80 por ciento de certeza.
A diferencia de la primera interpretación sobre la gama cromática de Coyolxauhqui, realizada a fines de la década de los 70 por la doctora Carmen Aguilera, el arqueólogo Fernando Carrizosa, experto en la policromía de pintura mural y escultura, del recinto ceremonial tenochca, destacó que esta segunda reconstrucción parte de los datos contenidos en el propio monolito.
Abundó que el poco color que podía apreciarse en la pieza llevó a la doctora Aguilera a consultar otras fuentes documentales, tanto escritas como pictográficas, para realizar una primera interpretación y a partir de ahí han surgido otras propuestas.
No obstante, los especialistas adelantaron que en la conferencia que dictarán el próximo 16, sólo se expondrán aspectos que pueden favorecer estudios posteriores.
“No sabemos qué tanto pueda variar la concepción iconográfica de Coyolxauhqui, con colores o sin colores; en lo que no hay variante es en que la escultura refleja el mito del nacimiento de Huitzilopochtli”, afirman.
Lo cierto es que luego de 30 años de investigación en el Templo Mayor, ya no es válido hacer reconstrucciones a partir de lenguajes distintos. Los códices, por ejemplo, presentan una gama cromática mucho más amplia en comparación con lo que se ha detectado físicamente en la escultura y en la pintura mural del recinto ceremonial mexica, concluyeron.

Heredero de una tradición familiar

Heredero de una tradición familiar - El Universal - Cultura: "Un señor industrial me mandó a hacer el mercado de Tlatelolco, lo puso al centro de su biblioteca, en medio de cientos de libros."

febrero 13, 2008

Efemérides: 14 de febrero

1967.- El presidente de México, Adolfo López Mateos, firma junto con sus homólogos de Bolivia, Brasil, Chile y Ecuador el Tratado de Tlatelolco, que se manifiesta contra la fabricación de armas y pruebas nucleares.

Está lo colorido de las tradiciones de México en la obra de Zardain

Mundo hispano.com: "Manuel Zardain, de carácter inquieto y rebelde, durante su etapa estudiantil en México se involucró en el Movimiento de 1968, especialmente en Tlatelolco, lo cual llevó a su familia a enviarlo al extranjero."

febrero 11, 2008

Recibirá arqueólogo Eduardo Matos Premio de Ciencias

Recibirá arqueólogo Eduardo Matos Premio de Ciencias - El Universal - Cultura: "Ese mismo año impulsó el proyecto de investigación de la Zona Arqueológica de Tlatelolco, ciudad gemela de la antigua Tenochtitlan."

febrero 10, 2008

Coyolxauhqui fue recipiente de sacrificados


Asegura el arqueólogo Felipe Solís Olguín que el monolito ubicado al pie del adoratorio de Huitzilopochtli servía para recibir los cuerpos sin vida de las víctimas, los que eran aventados desde la cima

El uso de la piedra labrada se daba durante los rituales que recreaban el mito sobre el nacimiento de Huitzilopochtli, deidad central de los mexicas


La ubicación del monolito en el Templo Mayor, clave para entender el mito


El monolito de la Coyolxauhqui fue utilizado como un recipiente sagrado donde caían los cuerpos de los hombres sacrificados en honor al Sol, aseguró el arqueólogo Felipe Solís Olguín, al participar en un ciclo de charlas con las que se conmemora el hallazgo de la escultura mexica.
Imagen convertida en pieza emblemática del Museo del Templo Mayor y de nuestra nacionalidad, el monolito de la diosa lunar Coyolxauhqui cumple 30 años de haber sido descubierta para atestiguar el renacimiento de los vestigios del principal edificio de la antigua ciudad de Tenochtitlan, aportando así grandes conocimientos sobre la sociedad mexica y su cosmovisión.
De acuerdo con información del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Solís refirió además que el uso de la piedra labrada se daba durante los rituales que recreaban el mito sobre el nacimiento de Huitzilopochtli, deidad central de los mexicas.
Por ello, explicó, el monolito había sido ubicado al pie del adoratorio del dios mexica, localizado en la parte sur del Templo Mayor de Tenochtitlán, desde cuya cima eran arrojados los cuerpos de los prisioneros sacrificados para que cayeran sobre el monolito de la deidad femenina relacionada con la Luna y los vencidos.
El arqueólogo, quien participó en la identificación de la diosa en 1978, explicó que a diferencia de otros monolitos, como el Calendario Azteca, que fue removido en la Época Colonial (1521-1821), éste se encontró en el mismo lugar que ocupó en la antigua Tenochtitlan. Solís habló en el marco de las actividades académicas celebradas con motivo del 30 aniversario del hallazgo del monolito de la Coyolxauhqui, ocurrido el 21 de febrero de 1978.
El hallazgo arqueológico del relieve, detalló, se dio en el mismo lugar que ocupaba en la época prehispánica, en el arranque de la escalinata de acceso al adoratorio de Huitzilopochtli, que se encuentra en la cima del Templo Mayor.
“De esta manera los mexicas representaron el mito del nacimiento de Huitzilopochtli”. El episodio solía representarse durante los rituales que se hacían en la festividad del Panquetzaliztli, en la que se efectuaba el sacrificio de guerreros capturados en combate y que eran ofrendados a Huitzilopochtli, abundó.
“Al igual que fue arrojada Coyolxauhqui desde la cima del cerro Coatepec, una vez inmolados los cuerpos de los cautivos de guerra eran lanzados desde lo alto del Templo Mayor y rodaban por la escalinata, hasta caer sobre el disco de Coyolxauhqui, el cual servía como recipiente sagrado”, apuntó.
“Primero eran decapitados, al igual que la Coyolxauhqui, para posteriormente ser despeñados desde lo alto del adoratorio a Huitzilopochtli.
Los cuerpos caían sobre el monolito, “una especie de recipiente”, dijo. De acuerdo con los fechamientos, el monolito fue creado entre los años 1469 y 1881 de nuestra era, durante el reinado de Axayácatl y formaba parte de la etapa constructiva IVb del Templo Mayor de Tenochtitlan.

SUERTE O DESTINO
En el trabajo de un arqueólogo, para alcanzar la posteridad se requiere de la suerte o destino, y tal cosa ocurrió con el descubrimiento de la Coyolxauhqui, afirmó el sábado el especialista Felipe Solís, participante en este hecho histórico ocurrido hace 30 años.
Como parte de las conferencias organizadas en el Museo del Templo Mayor para festejar las tres décadas del evento que cambió la historia de la arqueología mexicana, aseguró que haber estado en el lugar en ese momento fue "fantástico".
"Estoy convencido de que el destino o suerte es lo que determina efectivamente el transcurrir de un trabajo arqueológico, pues hay arqueólogos muy famosos, pero famosos porque han pasado toda su vida buscando y buscando y no encuentran nada que los lleve a ese destino glorioso", expuso.
Por ello, insistió en que son las circunstancias y la suerte lo que marca el hecho de haber descubierto a la piedra grabada, de lo que posteriormente le fue encargado a Eduardo Matos Moctezuma -Premio Nacional de las Ciencias y Artes 2007- el proyecto Templo Mayor.
"Es decir, es el proyecto científico de arqueología del centro de México más importante y más continuo que hemos tenido en la historia de la arqueología mexicana", subrayó Solís, ahora director del Museo Nacional de Antropología.
Ello demuestra que el descubrimiento del relieve no fue un hecho circunstancial, de que fue hallado y se acabó, como pasó con la Piedra del Sol, sino que la pieza detonó el proyecto de Templo Mayor, y de ahí radica parte de su importancia.
Recordó que el hallazgo se realizó en la época en la que se planeó una de las obras urbanas más importantes de la capital del país, la del desagüe, que para el Centro Histórico los trabajos estuvieron supervisados por el arqueólogo Leopoldo Batre.
Sin embargo, al parecer el especialista no le puso demasiado interés a las excavaciones en la calle de Guatemala, pues tenía la teoría de que el Templo Mayor estaba debajo de la Catedral Metropolitana.
"En 1978 tuve la suerte de tener a Raúl Arana como mi amigo, quien me invitó a los trabajos de un hallazgo en la calle de Guatemala, y vimos en una parte de la pieza uno de los brazos y se veían esas máscaras fantásticas, entonces al sustraerla apareció completa y eso fue fantástico", afirmó Solís.
Sobre el sitio del descubrimiento, resaltó que la pieza se encontraba en su lugar original, lo que guarda todo el simbolismo que tenía dentro de la estructura monumental.
Es decir, una "relación directa con el edificio para el cual los mexicas ubicaron este relieve", pues su sitio estaba ubicado directamente abajo del templo a Huitzilopochtli.

EL RECORRIDO DEL SOL
Por la noche reinaba la deidad lunar Coyolxauhqui, pero conforme salía el Sol por el este, a espaldas del doble edificio del Templo Mayor, la pirámide correspondiente a la deidad solar de Huitzilopochtli se iba iluminando.
Y mientras su sombra se achicaba, la frontera de luz y oscuridad “cercenaba” poco a poco el disco de piedra que representaba a la diosa desmembrada y que había sido colocado por los mexicas al pie de la escalinata.
La piedra circular de ocho toneladas de la Coyolxauhqui estuvo ahí desde finales del siglo XV, cuando los sacerdotes de la Gran Tenochtitlán ordenaron su ubicación, hasta hace 30 años, en 1978, cuando fue puesta al descubierto por trabajadores de la Compañía de Luz, e identificada y removida después por un equipo de arqueólogos mexicanos a cargo de Raúl Arana.
La mitología azteca cuenta que la diosa Coatlicue se embarazó de manera por demás fantástica con un plumón blanco (el esperma de la creación), que sus hijos, encabezados por Coyolxauhqui, la iban a matar para lavar la afrenta, pero que el nuevo hijo sería nada menos que Huitzilopochtli.
Antes de también ser asesinado junto con su madre Coatlicue, Huitzilopochtli nació fuerte, adulto y dotado de armas. Entonces decapitó y desmembró a su media hermana, Coyolxauhqui, al arrojarla desde el cerro de Coatepec.
Una batalla y un triunfo de uno sobre otra que se representaba todos los días en el cielo que cobijaba a la gran Tenochtitlán, con la salida del Sol, con el repliegue de la Luna. Y que era representado y alimentado con los sacrificios humanos, cuyos cuerpos de las víctimas eran arrojados desde lo alto de la pirámide.
Las luces sobre ese mito y la gran Tenochtitlán se han ampliado con las reflexiones del arqueólogo Felipe Solís en torno al simbolismo de la Coyolxauhqui, de las cuales compartió algunos adelantos.

MITO Y ASTRONOMÍA
El también director del Museo Nacional de Antropología, habló en el auditorio Eduardo Matos Moctezuma del Museo del Templo Mayor y recordó que suman tres o cuatro los trabajos de interpretación iconográfica de la Coyolxauhqui.
Pero ante eso, Solís destacó que la interpretación tiene que hacerse con relación a la ubicación in situ de la pieza circular de la Coyolxauhqui.
Y la pieza del disco, dijo, está en relación con la pirámide, que es la materialización de Coatepec, y con la imagen de Huitzilopochtli, que se sabe que estaba en el Templo Mayor con su madre Coatlicue.
“Es decir, los protagonistas: Coyolxauhqui, Huitzilopochtli y Coatlicue, estaban vinculados. Y el disco de la primera tiene que ver precisamente con que el Sol lo iluminaba cotidianamente al transcurrir del este al oeste y al alejar gradualmente las sombras, porque va subiendo por encima del Templo Mayor y va cortando por pedazos a Coyolxauhqui.
“Va reproduciendo el mito (de la decapitación y desmembramiento que hizo Huitzilopochtli de Coyolxauhqui), pero también está explicando que la Luna, por acción del movimiento del Sol, y no sabemos si esto lo sabían los mexicas, tiene sus menguantes y sus crecientes. Y esto también lo está reflejando el disco.”
Solís recordó que Coyolxauhqui y su mito son conocidos ya de manera suficiente. Ahora, propuso, se tiene que avanzar a partir del manejo de bases de datos y de reconstrucciones virtuales en computadora.
Estos programas, agregó, permitirían recrear el movimiento del Sol sobre el Templo Mayor para poder verlo como sí es posible observarlo en la realidad, en Chichén Itzá.
“Y si pudiéramos hacerlo, podríamos saber un poco más acerca de estos fenómenos astrales vinculados con el relieve del disco de la Coyolxauhqui. A lo mejor aquí se podían marcar efectivamente los momentos en que los mexicas se iban a la guerra.”
También propuso hacer una publicación más amplia de todas las piezas e imágenes de la Coyolxauhqui que se conocen. Por lo pronto, recordó que Eduardo Matos Moctezuma ha reconocido seis, y que el propio Solís ha identificado una séptima en un pequeño colgante de oro. “Y si mi teoría es correcta, también el decapitado (labrado) de las escalinatas del Templo Mayor sería el octavo”.


MAGNA EXPOSICIÓN, EN ABRIL
Después de cinco siglos de permanecer oculta, el 28 de febrero de 1978 apareció nuevamente La de los cascabeles en el rostro, y como toda mujer “caprichosa” —expresa su afortunado descubridor, el arqueólogo Raúl Arana—, obligó al cierre de una calle (Guatemala), a la expropiación de 40 mil metros cuadrados de terreno que dieron paso a la conformación del Proyecto Templo Mayor, a una declaratoria de Centro Histórico y a una historia de hallazgos sin fin.
El doctor Carlos González González, director del Museo del Templo Mayor, dio a conocer que para el mes de abril, ese espacio prepara la magna exposición Coyolxauhqui y el Templo Mayor: 30 años reconstruyendo el pasado (1978 – 2008), la cual brindará una retrospectiva de los aportes científicos generados por el Proyecto Templo Mayor, esto a partir de la exhibición de piezas —algunas de ellas inéditas—, recuperadas en excavaciones.
En tanto, como parte de una pequeña muestra: Pieza del mes, se exhibirán monedas y billetes puestos a circulación por el Banco de México, en distintos años, con la representación de la diosa lunar mexica. Además, en próximas fechas se emitirá un billete de lotería conmemorativo.
Para esta conmemoración, el Departamento de Servicios Educativos del Museo del Templo Mayor ha preparado, a su vez, distintos actividades en las que la diosa mexica será el eje principal.
Talleres de pirograbado en guajes, y de elaboración de libros en papel amate y de dulces tradicionales en azúcar glass, dirigidos a niños y adultos, tendrán lugar los días sábado de febrero, a partir del 9, en la explanada de la zona arqueológica (donativos de $35.00 a $50.00).
Los mitos sobre el nacimiento de Huitzilopochtli y el de Coyolxauhqui, se abordarán, respectivamente, a través de la narración oral y un espectáculo con títeres. El primero, de entrada gratuita, se realizará los sábados de este mes, a las 10:00 y 12:00 horas. Mientras, el montaje a cargo del grupo Luna Llena, se llevará a cabo los domingos de febrero en punto de las 13:00 horas (donativo de $80.00).
El ciclo de conferencias continuará los sábados 6 y 23 de febrero y el 1 de marzo, y contará con la participación de los arqueólogos y especialistas Felipe Solís, Lourdes Cué, Fernando Carrizosa, Eduardo Matos, Leonardo López y Raúl Arana, quienes compartirán con el auditorio la importancia del monolito.
Para el mes de abril el museo prepara la magna exposición “Coyolxauhqui y el Templo Mayor: 30 años reconstruyendo el pasado (1978-2008)”, la cual brindará una retrospectiva de los aportes científicos generados por el Proyecto Templo Mayor, esto a partir de la exposición de algunas piezas inéditas, recuperadas en excavaciones.
En tanto, como parte de una pequeña muestra en la pieza del mes, se exhibirán monedas y billetes puestos a circulación por el Banco de México, en distintos años, con la representación de la diosa lunar mexica. Además, en próximas fechas se emitirá un billete de lotería conmemorativo.

El 68: “Haiga sido como haiga sido”

El 68: “Haiga sido como haiga sido”
Carlos Monsiváis
10 de febrero de 2008 Editoriales - El Universal : "¿Por qué el 68 persiste como fecha fundacional? Las razones de la permanencia son diversas:"

De Enrique Krauze.carta en Proceso

De Enrique Krauze: "Quizá haya que recordarle que el movimiento estudiantil del 68 y la matanza de Tlatelolco aparecieron por primera vez en televisión en un documental de México Siglo XX"

febrero 06, 2008

“Vi surgir entre el lodo una gran cantidad de relieves y formas”, relata el arqueólogo Raúl Arana

“Vi surgir entre el lodo una gran cantidad de relieves y formas”, relata a Crónica el arqueólogo Raúl Arana, a 30 años del hallazgo de la Coyolxauhqui /

Rechazar el diálogo con Díaz Ordaz, error mayor

Grupo de líderes del 68
Firman 93 personajes del movimiento carta dirigida a los jóvenes del siglo XXI.
"Eligieron presentarla el 6 de febrero porque, justo hace 40 años, el movimiento estudiantil tuvo la primera gran confrontación con el Ejército mexicano, que atajó y disolvió a punta de bayonetas la Marcha Estudiantil por la Ruta de la Libertad."

Conmemoración del 68

El Correo Ilustrado - La Jornada: "El 6 de febrero de 1968 el Ejército Mexicano disolvió la marcha estudiantil por la Ruta de la Libertad. Este es el principio del 68 mexicano."

febrero 05, 2008

Coyolxauhqui cambió los estudios prehispánicos en México

Considera el arqueólogo Raúl Arana que el hallazgo de la figura prehispánica le dio un rumbo diferente a la concepción histórica de la cultura mexica

A tres décadas de que la figura prehispánica cambió el rumbo de la concepción histórica de la cultura mexica, el Museo del Templo Mayor celebra este hallazgo con el ciclo de conferencias 30 Años de Coyolxauhqui y el Proyecto Templo Mayor.
El arqueólogo Raúl Arana, ponente inaugural del ciclo, refirió que "la Coyolxauhqui le otorgó una nueva fisonomía al Centro Histórico de la Ciudad de México, y dio pauta para realizar un proyecto enfocado en la principal cultura del período posclásico en nuestro país".
Arana fue el primer especialista en dar seguimiento al descubrimiento, por lo que el tema que desarrolló el, pasado sábado 2 de febrero en el Museo del Templo Mayor, fue Hallazgo y rescate del monolito de la Coyolxauhqui.
En su exposición, explicó las circunstancias en las que se desarrolló la excavación del monolito, y las magnas aportaciones históricas de tal suceso.
Aseguró que esta figura prehispánica redefinió el panorama mitológico de los aztecas, civilización que durante 200 años edificó la Gran Ciudad de Tenochtitlan, con templos monumentales para consagrar la comunión de la naturaleza con el universo.
Subrayó que el monolito hallado hace 30 años contribuyó a constatar el mito de una diosa que simbolizaba la Luna, misma que representaba la feminidad en constante tensión con su contraparte masculina, el Sol, nombrado por los mexicas como Huitzilopochtli.
La legendaria piedra se remite a la historia cósmica que la origina, dentro de la cual se narra un escenario donde sólo existían dioses, en el que Coatlicue, deidad de la tierra, encontró un plumón que guardó en su seno, y sin pretensión alguna concibió el nacimiento de Huitzilopochtli.
El alumbramiento de Coatlicue despertó el celo de sus 400 hijos, los "surianos" o "estrellas del sur", pero principalmente de su única hija, Coyolxauhqui, quien ocasiona una lucha fraticida ante la afrenta de su madre.
Es entonces cuando nace Huitzilopochtli, quien dotado de armamento innato da muerte a las estrellas y las esparce por el firmamento, mientras que a Coyolxauhqui la decapita y despeña de un cerro para terminar desmembrada.
"Es así como encontramos a la diosa de la Luna en el Templo Mayor, sacrificada a los pies de su propio victimario y hermano, el Dios del Sol", comentó Arana durante una entrevista con la agencia mexicana de noticias Notimex.
Arana remarcó que el monolito fue notificado desde el 21 de febrero de 1978, pero no fue sino hasta la medianoche del día 23 del mismo mes cuando fue constatado el hallazgo. La obra de excavación fue revelada oficialmente el 28 de febrero, a petición expresa del entonces presidente de la República, José López Portillo.
Tallada ricamente en piedra, de forma semiovalada, cuenta con medidas impresionantes de 3.40 metros de largo, 2.90 de ancho y 0:40 de espesor, y un peso de 20 toneladas.
Para Arana el proceso que inició con la excavación para sacar a la luz la magna figura no terminará nunca, dados los infinitos tesoros que resguarda un sitio arqueológico.
El ciclo de conferencias sabatinas continuará hasta el 1 de marzo próximo, con un repertorio de especialistas encabezados por Eduardo Matos Moctezuma, seguido de Felipe Solís, Lourdes Cué, Fernando Carrioza y Leonardo López Luján.
Como parte de las actividades que festejan a la diosa de la Luna, el Museo del Templo Mayor también alberga el montaje dramático El Mito de Coyolxauhqui, cuya dirección escénica corresponde a Katiria Rodríguez, apoyada en un texto de Mercedes Alvarado.

febrero 04, 2008

Realizan estudio sobre las zonas residenciales de Tenochtitlan

La Crónica de Hoy: "Cuepopan, por su parte, servía como lugar de paso para el mercado de Tlatelolco, poseía embarcaderos y más calzadas que los otros cuadrantes; mientras, algunos autores, señalan a Teopan como el sector más extenso en dirección sur."

Afectan garantías de vecinos las obras del Tren Urbano: Derechos Humanos


Los visitadores de la CNDH corroboraron las quejas contra las obras provisionales, pues “no garantizan las condiciones de seguridad e higiene, ni el acceso de las personas discapacitadas y de la tercera edad”.
Además, se comprobó la falta de seguridad pública y de medidas de protección civil en el perímetro de las colonias Santa María la Ribera, Buenavista, Tlatelolco y Atlampa.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos pidió a autoridades de los gobiernos local y federal adoptar medidas para garantizar la seguridad, la integridad física y el patrimonio de vecinos de Tlatelolco, Santa María la Ribera, Buenavista y Atlampa, afectados por las obras del Tren Suburbano.
El órgano expuso que debido a su mal funcionamiento los puentes provisionales, pasos peatonales y cercos de seguridad con motivo de los trabajos del ferrocarril Buenavista-Cuautitlán representan hechos violatorios de los derechos humanos de los usuarios.
Por ello, solicitó a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, al jefe de gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, y a los delegados en Cuauhtémoc y Azcapotzalco, José Luis Muñoz Soria y Alejandro Carbajal González, respectivamente, adopten las medidas cautelares correspondientes.
En un comunicado, detalló que recibió quejas de varios ciudadanos y luego los visitadores de esta comisión corroboraron que las obras provisionales “no garantizan las condiciones de seguridad e higiene, ni el acceso de las personas discapacitadas y de la tercera edad”.
Además, señaló, se comprobó la falta de seguridad pública y de medidas de protección civil en el perímetro de las colonias Santa María la Ribera, Buenavista, Tlatelolco y Atlampa, entre otras de las delegaciones Cuauhtémoc y Azcapotzalco colindantes con dichas obras.
La delegación Azcapotzalco, por conducto de su Dirección General de Obras y Desarrollo Urbano, comunicó al organismo la aceptación del pedimento, con base en lo dispuesto en el Reglamento Interno de la Administración Pública y en cumplimiento de la Ley de Obras Públicas del Gobierno del Distrito Federal y su Reglamento.
La solicitud de la comisión para que se adopten medidas cautelares por 30 días tiene su fundamento en lo dispuesto en los artículos 40 de la Ley de la CNDH, así como 116, 117 y 118 de su Reglamento Interno.
En ella se informa a las autoridades que cuentan con 24 horas para notificar a este organismo sobre la aceptación de las mismas y que, con base en el artículo 118 del Reglamento Interno de la CNDH, las medidas cautelares pueden ser prorrogadas por el término que resulten necesarias.
En mayo de 2007, vecinos de las colonias Atlampa, Tlatelolco y Santa María la Ribera presentaron una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por los daños causados por la construcción del Tren Suburbano.

El grupo acudió a las instalaciones de la CNDH, en donde se le dio entrada a su queja. “El problema es que ya nos cansamos de pedir información y no nos hacen caso. Tenemos problemas de falta de agua, inseguridad, incertidumbre sobre los daños que pueden tener nuestras casas y no hay nadie que nos informe”, señaló entonces Irma Angeles Hernández, vecina de Tlatelolco.

Foto de Raúl Urbina

Nadie cree, nadie sabe, nadie cree


Nuestra opinión pública es en muchos sentidos un bosque de fantasmas: una mezcla de ánimo crítico, sospecha sistemática, dudas legítimas y certidumbres previas imposibles de conmover.

Mencionaré sólo la parte del bosque que se refiere a las tumbas sin sosiego

¿Cuántos murieron en la matanza de Tlatelolco el 2 de octubre de1968?

Milenio.com